José Mª González

Publicada en El Puerto Actualidad el 14/11/2015
José Mª González

José Mª González

JAVIERHola José María, aprovechando que en este momento estamos solos, me gustaría charlar contigo y conocer un poco a la persona que ha sido capaz de montar un lugar en el que se pueden degustar, entre otras cosas, algunos de los mejores vinos de El Puerto. Sé que tienes montada una peña y me gustaría que me hablaras un poco de ello.

JOSÉ MARÍA– Yo soy miembro de la peña.

JBueno eso es lo lógico.

JM.- Si, soy un miembro más de la peña, hay un presidente, un tesorero un vocal, pero yo no soy nada de ello.

J.- Comprendido, pero cuéntame algo sobre ti.

JM.- Yo soy encofrador, he trabajado siempre, toda mi vida, en la construcción, he trabajado mucho en bodegas restaurando techos y siempre me ha gustado el tema del vino. Lo que ocurre es que llegaron los momentos malos que hemos tenido todo el mundo, no hay trabajo, no hay nada y en el momento en que me quedé parado de larga duración junté todo mi dinero y abrí mi taberna, todo mirando al vino de El Puerto.

J.- Entonces tú eres un amante del vino de El Puerto y se nota porque tienes unos caldos magníficos. ¿Cómo has llegado a los que es esto ahora?

JM.– Empecé con mi taberna, mis cafecitos, mis tostadas. Empecé a comprar vino, pero muy poquito y esto no iba. Cerré y fue el dueño del local quien me dijo: ven, te voy a enseñar un vino que tengo aquí y vuelvo a abrir otra vez el local con tan mala suerte que volvió a ir mal y tengo que cerrar. Entonces todos los clientes que venían aquí no querían que cerrara porque estos vinos que tenemos aquí no los tiene nadie junto con el encanto del local y me convencieron y han abierto una peña entre ellos a la que pertenezco y sigo aquí, porque no quieren que me vaya.

J.- Bueno, es lo lógico, tu simpatía y tu buen hacer con la base de la misma. Cuéntame un poco las bases de la peña ¿Qué hacéis? ¿Cuáles son los objetivos?

JM.- Bueno, hacemos eventos culturales que tengan que ver con la gastronomía y el vino de El Puerto. Por ejemplo, el sábado tenemos u concurso de ensaladillas.

J.- Se puede decir, entonces, que tratáis de fomentar la cultura del vino de El Puerto.

JM.- Lo intento a toda costa. Ahora me estoy haciendo un barrilito para poder venenciar y una vez al mes haremos el día del vino fino. Regalaremos las copas, para que todo el mundo venga. No me importa sacrificar diez litros de vino par que todo el mundo conozca lo que tenemos en nuestra tierra.

J.- Si algo bastante desconocido, incluso para muchos de los naturales de la misma.

JM.- Me gustaría incluso llevarme a los niños de los colegios a las bodegas para que aprendan, pero no nos dejan porque dicen que vamos a incitar a los niños a beber vino, a beber alcohol y yo no quiero eso. Quiero que los niños conozcan las labores y trabajos que se realizan en las bodegas.

El ambiente de la peña

El ambiente de la peña

J.- Es, dentro de lo que cabe, lógico. Hoy en día y visto lo que estamos viviendo, la mezcla de juventud y alcohol resulta muy peligrosa y es un tema que merece un profundo estudio por parte de la sociedad. Creo sinceramente que ha trascendido los límites de la ancestral y sana cultura vitivinícola española, para convertirse en un grave problema. Cambiando de tema, háblame de los vinos que se pueden degustar en la peña.

JM.- Los vinos tienen ya más de cuarenta años, son vinos que están ya muertos en las botas.

J.- Desgraciadamente yo entiendo poco de vinos, explícame eso un poco.

JM.- Tenemos fino, fino amontillado, amontillado, oloroso. Por ejemplo, en vino fino amontillado es un fino oxidado por oxidación oxidativa, el solo y resulta muy difícil de conseguir y lo hemos conseguido no por mí, sino por el dueño que cuando cerró la bodega en el año setenta y tres, destapó las botas para que se oxidara. No es un vino que tengan todas las bodegas.

J.- Es decir, estos vinos no se pueden conseguir en la calle.

JM.- Generalmente no, algunos si se pueden conseguir, pero a un alto precio, muy alto. Es que si pierdes esto pierdes la bodega.

J.- Hemos hablado de que os dedicáis a realizar eventos relacionados con el vino y la gastronomía…

JM.- Claro, somos la Peña Gastro-vinícola la Solera. Gastronomía y vino.

J.- Gastronomía y vino, maridar adecuadamente una cosa con la otra
.

JM.- Claro, el sábado hay un concurso de ensaladillas. Hace tres sábados tuvimos uno de tortillas, para el mes que bien creo que quieren organizar uno de dulces navideños.

J.- Esta peña, la conocí por casualidad, por un amigo común que un día me trajo y me gustó mucho, lástima que no pueda venir con la frecuencia que me gustaría. Incluso creo recordar que ese día me hice socio de la peña.

JM.– Si, por Pepe que viene todos los martes.

J.- Veo que, en el televisor, están pasando fotos antiguas de El Puerto.

JM.- Si, cuatro mil fotos antiguas de El Puerto tengo ahí que me han pedido muchísimas personas. Ese es otro evento que queremos hacer.

J.- Hay una cosa clara, los vinos que se beben aquí no se encuentran en cualquier parte, pero yo añadiría que ni los quesos ni el resto de productos que estoy viendo.

JM.- Todos los productos que tengo intento que sean de la provincia de Cádiz, porque de El puerto no puede ser todo, pero de Cádiz sí. Aquí en Cádiz tenemos de todo.

J.- Muchas gracias (en este momento, José María me pone otra copa de vino con uña cuñita de queso).

JM.- Eso va con el vino. Motivo, es un queso viejo de oveja curado. Un oloroso viejo. Si le pones un oloroso normal el queso se come el sabor del vino. Ahora, este vino se va a comer el sabor del queso. Es algo que mucha gente no sabe o no quiere entender. Ahora vas a notar que después de disfrutar el sabor del queso puedes seguir disfrutando el sabor del oloroso.

J.- ¿Y no habéis pensado en realizar, publicitándolo adecuadamente, una especie de cata maridando los vinos con los magníficos productos que hay aquí?

JM.- Alguna vez lo he hecho, pero ahora no podemos. Somos una peña sin ánimo de lucro. Aquí no nos queremos lucrar, lo que queremos es que la gente esté contenta. Los vinos normales tienen el precio de un euro y los especiales de dos, que si lo miras esto vale más de dos euros.

J.– Bastante más y sobre todo el hecho de que para tomarlo en cualquier otro sitio tienes que comprar la botella completa, no se sirve por copas. Siguiendo con el tema de los eventos ¿Qué tal funcionan los concursos?

JM.– Muy bien, el sábado, en el concurso de las tortillas, hubo aquí unas cincuenta o sesenta personas, esto es pequeño y no cabemos todos.

J.- Que sea pequeño no importa, lo bonito es reunir a la gente y que pase un buen rato.

JM.- Cuando llega el verano me pongo malo.

J.- ¿Y eso por qué?

JM.- Porque no hay nadie. Me refiero a nadie de aquí ya que se van de vacaciones, pero sí que viene mucha gente de fuera, conozco mucha gente de España, de Barcelona, de Galicia, de Asturias, de toda España vienen y no tengo ni Whiskey ni cosas similares, salvo ginebra que necesito para el vermut.

J.- Es cierto, recuerdo que tienes un vermut exquisito.

JM.- Y eso que no has probado el que tenía antes con ciento ocho años.

J.- En este momento entró una pareja residente en Mallorca que estaban pasando unos días en Cádiz y habían venido a El Puerto específicamente a tomar unos vinos en La Solera, por lo que mientras les atendía José María, haciendo Puerto como acostumbra,

aproveché la ocasión para poner fin a esta charla y sumarme a la que estaban manteniendo ellos.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario