Mari Carmen Alfaro

Publicado en El Puerto Actualidad el 10/01/2016
Mamen Alfaro

Mamen Alfaro

JAVIER – Hola Mamen. Nos conocimos casualmente un día que estabas sentada con unos amigos y varios galgos en la terraza de la cafetería en la que estaba desayunando. Al salir, me acerqué a vosotros para ver a los perros que me encantan y más, en este caso, si tenemos en cuenta que no es habitual que la gente tenga galgos como mascotas. Nos pusimos a charlar sobre ellos y a raíz de lo que me contabas y como en ese momento tenía cosas que hacer, te pedí el teléfono para ponerme en contacto contigo y hablar del tema más extensamente. Por esto, ahora me gustaría que me contaras quién es la persona que ocupa gran parte de su tiempo libre en recoger galgos abandonados y me contases la labor que realizas junto con tu grupo de amigos.

MAMEN – Hola Javier. Mira yo soy de Cádiz y me vine a El Puerto cuando me casé. Cuando vine no conocía a nadie, busqué trabajo aquí y lo encontré como camarera en un hotel muy conocido de la ciudad y aquí llevo desde el año noventa y nueve. Ahora, en temporada baja, tengo que buscar trabajo en otra actividad por lo que estoy trabajando en el servicio doméstico, limpiando casas y los perros siempre han sido mi pasión. Yo no tengo niños y me encantan los perros.

J – Y tu pasión por los galgos (no hay más que verte y escucharte para ver que te apasionan). ¿De dónde viene, cómo empezó? Te pregunto esto porque el galgo es un perro muy utilizado en temporada de caza y luego abandonado por su dueño cuando no le resulta útil y no es habitual tenerlo como mascota en casa.

M.- Me interesé por ellos un día que vi un galgo atropellado en una carretera (hasta ese momento yo no sabía nada de galgos). Me bajé del coche, el perro tenía una pata rota, me lo llevé a casa y al veterinario. Le di de comer, el perro venía muy mal y cuando vi cómo se iba recuperando, su carácter, fue cuando conocí verdaderamente al galgo y empecé a rescatarlos.

J.- ¿Qué me puedes decir del carácter del galgo?

M.- ¡Maravillas! Ahí me has dado. Para mí están los galgos y luego los demás perros. No tienen nada que ver. El galgo es ternura, por muy mal que lo esté pasando, por muy mal que venga, por muchas maldades que le hagan siempre te va a poner la cara para que lo acaricies. Duermen de diez y ocho a veintidós horas, no necesitan correr como piensa la mayoría de la gente, ya vienen bastante reventados de correr y tú lo estás viendo, solo piden cariño. En vez de estar corriendo por aquí, ahora que pueden, no están corriendo, están pidiendo caricias.

J.- ¿Esta labor de rescate la realizas tú sola o con alguien más?

M.- Somos un grupo de amigos. Nos reunimos un día, por casualidad. Con los perros vas conociendo a gente que le gustan los animales, no solo los galgos y coincidimos un grupo de personas que pensaban y hacían lo mismo que yo (encontré mis almas gemelas) y poco a poco decidimos intentar sacar adelante los galgos que pudiéramos y aquí estamos.

J.- ¿Qué es exactamente lo que hacéis?

M.- Pues mira, en cuanto nos llega el aviso o un cazador nos contacta (ya hemos dado teléfonos a los cazadores para que no los tiren, para que no los ahorquen o los tiren a un pozo…) lo recogemos, se lleva al veterinario, se chequea al perro, se hacen test, se vacuna, se le coloca el chip y le buscamos una familia que quiera acogerle, bien a través de Facebook, o cuando llevas tanto tiempo, por medio de asociaciones que te conocen y te van ayudando y sobre todo, ayuda extranjera que son los que más ayudan. Nos mandan collares, correas, abrigos. Nos mandan de todo.

J.- La labor que realizáis es costosa. Llevarles al veterinario, realizarles las curas, ponerles el chip, alimentarlos… Eso cuesta dinero.

M.- Muchísimo.

Mamen con sus perros

Mamen con sus perros

J.- ¿En esos gastos colabora alguien con vosotros, o el dinero sale de vuestro bolsillo?

M.- La mitad de las veces sale de nuestro bolsillo. Hay muchas asociaciones que nos ayudan como Scooby Valladolid que lleva Fermín. Cuando tenemos muchísimos galgos Fermín baja y se lleva una buena cantidad de galgos de los que luego tenemos noticias, nos manda fotos y así hacemos el seguimiento de esos perros. Pero para cubrir gastos, los voluntarios nos ponemos en baratillos a vender collares, abrigos (hacemos abrigos para cualquier raza de perro) hacemos rifas de canastos. En fin hacemos de todo y el dinero que se saca es para pagar uno. Cuando se adopta un perro la familia nos paga los gastos realizados (le presentamos todas las facturas de veterinario) y con ese dinero se paga otro, pero la mayoría de las veces hacemos vaquitas en las que cada uno pone lo que puede y así vamos tirando.

J.- Te voy a hacer una pregunta que para mí es importante y que realizo a todas las personas con las que converso. ¿Se puede compaginar esta actividad con las actividades familiares y de trabajo?

M– Si se puede y yo lo hago. Tengo mi trabajo, tengo mi familia y solo es cuestión de dedicarle el tiempo preciso. Para mí es un hoby, cuando estoy con ellos se me olvidan los problemas, me dedico a ellos porque son ellos los que necesitan ese cariño y me siento bien. No sé cómo explicarte. Cuando estoy con ellos, cuando hacemos quedadas con los que ya se han adoptado, con el grupo de amigos, voy a todas partes con mis galgos y es como si desaparecieran todos los problemas que tienes alrededor. Y es una cosa que no te quita tiempo porque haces algo que te gusta y estás salvando vidas. Es un tiempo que, en vez de estar tirado viendo la tele, por ejemplo, les dedicas a ellos.

J.- ¿Os llegan muchos perros en malas condiciones, maltratados, apaleados, abandonados para que mueran…?

M.- Casi todos. Casi todos los perros vienen igual, vienen en muy malas condiciones. Tú estás viendo a Tiara. Está sin uñas porque la tiraron a una alberca y se rompió las uñas tratando de salir. Vienen apaleados, con miedo, con sarna, vienen con muchos problemas. Hay veces que te tiras cinco horas para poder rescatar un galgo con miedo, o estás un mes detrás de ese galgo y no lo puedes coger.

J.- Por noticias aparecidas esporádicamente en prensa y televisión, tenía conocimiento del hecho de que los cazadores, una vez pasada la temporada de caza, se deshacían de los galgos de formas bastante crueles, incluso ahorcándoles en los árboles, etc., pero siempre había pensado que estos hechos se producían más en la zona de Castilla.

M.- Andalucía es lo peor. Es lo peor para el galgo y el podenco. Ahora, hasta febrero te encuentras animales prácticamente muertos. Famélicos porque está terminando la temporada y ya no les es rentable darles de comer. Hay algunos que se dejan coger porque, aunque tienen miedo, ya no pueden más, están reventados, están con heridas de haberlos arrastrado con quads. Te podría contar barbaridades. Gracias a Dios ya hay más gente que tiene al galgo como animal de compañía y no para correr en los campos.

J.- ¿Es buen animal de compañía el galgo?

M.- Estupendo. Si te digo la verdad pueden resultar hasta empalagosos, porque han estado tan faltos de cariño que cuando te ven lo que quieren son caricias. Cuando les das un poco de comida y unas caricias te has ganado al galgo, porque no ha conocido ese cariño jamás. El galgo vale para cualquier tipo de persona. Para una persona activa porque corre y puedes correr con él. Para una persona tranquila y que tenga un piso pequeño (yo vivo en un piso muy pequeño y tengo tres más dos yorkshires) el galgo se enrosca en su cama y no se mueve, no destroza, no ladra, no aúlla. Es como un gato en casa. No necesitan mucho espacio. Yo me voy a trabajar y se pasan el día solos, comen por la mañana, comen por la noche y no se mueven. Hay veces que llego a casa y están en la misma postura en que los dejé al irme. No es un perro que te de trabajo, ellos no piden nada, cuatro caricias cuando llegas y se van otra vez a dormir.

J.- Mamen, como esperaba, me ha resultado muy agradable charlar contigo y conocer de primera mano la labor que estáis realizando y que te animo a continuar en la confianza de que cada vez, encuentres más colaboración y sensibilidad para ello en la gente.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario