El Ser Humano y la Persona

A cualquier persona que preguntemos si es lo mismo una persona que un ser humano, casi con toda seguridad, nos responderá que sí que es exactamente lo mismo. Desgraciadamente no puede estar más equivocada.

Ser humano y personaEl ser humano (Homo sapiens, sapiens) es una especie de Primate perteneciente a la familia de los Homínoideos, de la que también forman parte el Homo neanderthalensis, extinguido hace unos 45.000 años y el Homo floresiensis, extinguido hace unos 12.000 años, entre otros. Todos ellos, (incluido el Homo sapiens, sapiens) animales sociales, capaces de concebir, transmitir y aprender conceptos totalmente abstractos en mayor o menor grado, capacidad que llamamos inteligencia.

La persona es algo diferente, la persona es un ser humano desarrollado en el seno de una sociedad humana. Esto puede parecer, a primera vista, una perogrullada y no es así. Prueba de ello es la noticia publicada por el Daily Mail Online el 12 de diciembre de 2007 en la que narra el hallazgo de un “Niño Lobo” en Rusia, en la que entre otras cosas, dice:

“…La policía rusa pudo capturar a un joven que vivía con una manada de lobos, en estado salvaje, luego de ser presumiblemente abandonado por sus padres cuando era un bebe. Pero menos de 24 horas más tarde, se escapó de la clínica donde estaba siendo tratado. El joven, al que los médicos habían bautizado como Lyokha, había sido encontrado en el interior de la remota selva de Kaluga.
Lyokha vivía en compañía de los lobos, los cuales probablemente y aunque parezca increíble lo han cuidado. Las autoridades sanitarias rusas explicaron que “el joven tiene los hábitos típicos de un lobo, y también exhibe algunos de sus comportamientos. Sus dientes están muy marcados y ha intentado morder al personal que lo cuidaba”. Se calcula que el niño debe tener una edad aproximada de 10 años, aunque esto no es algo del todo seguro y podría ser algo mayor.
Los médicos dijeron que pese a parecer inteligente, Lyokha no sabía una sola palabra en ningún idioma, lo que demuestra que ha permanecido varios años en estado salvaje. Cuando la policía lo capturo lo vistió y le dio alimentos, que comió como si fuera un animal. “Estaba hambriento y sucio y no reaccionaba a nada que le dijéramos”, agregaron…”

Desgraciadamente no es el único caso conocido. Este fenómeno se conoce desde finales de la Primera Guerra Mundial, fechas en las que se documentaron varios casos y demuestra fehacientemente no todos los seres humanos son personas, aunque, en potencia, puedan serlo.
La persona es un ser humano desarrollado en el seno de una sociedad, como antes dije y totalmente conformado, en su lenguaje, moral y valores, por la cultura de esa sociedad específica que le proporciona los elementos necesarios para alcanzar su potencial como persona. El resto es solo cuestión de lucha individual.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

4 comentarios

  • Hola, Javier:

    Me gustaría conocer qué obras has usado como referencia para la explicación expuesta sobre el concepto de “persona”. La explicación que ofreces es un poco ambigua y en el último párrafo la usas dentro de la propia definición (posiblemente querías decir “ser humano” en el sentido de las posibilidades brindadas por la biología). ¿La moral sólo se alcanza en sociedad? Me ha parecido interpretar que afirmas esto. El principio de igualdad (derivado del axioma de identidad) es una inferencia lógica a raíz de nuestra propio desarrollo cognitivo. Este término abarca muchísimos aspectos en el campo filosófico y legal. Con el fin de ahondar en esta materia tan interesante, quisiera dejarte un artículo que considero excelente:

    http://filosofiavegana.blogspot.com.es/2014/01/que-significa-ser-persona.html

    Un saludo cordial.

    • Hola Adrián, muchas gracias por tu comentario que me ha parecido muy interesante, al igual que el artículo que me recomendaste. Lo he leído y hay cosas con las que estoy de acuerdo y otras con las que no, cosa lógica por otra parte, lo que no quita para que merezca todo mi respeto y atención ya que gracias a la discrepancia de criterios la sociedad evoluciona y avanza.
      Cuando estudiaba filosofía en la Complutense, estudios que no terminé ya que mis intereses iban por otros derroteros, El catedrático nos dijo: “No crean que cuando terminen la carrera serán filósofos, el estudio de la filosofía es entablar un diálogo con la tradición como base para poder filosofar”. Por tanto, lo que expongo en mis artículos son mis propias ideas, destiladas a lo largo de una vida (en mi opinión) plena en todos los sentidos, tanto académico, como laboral, como social y no quiero decir con esto que sean más o menos válidas, ni siquiera que sean originales ya que otros han podido exponerlas antes.
      En relación con el tema de la “moral” hay mucho que hablar y pretendo hacerlo en otro de mis “políticamente incorrectos” artículos.

Deja un comentario