Los caballeros de la Iglesia – Capítulo XIV-4

Surge un problema inesperado

 

 

Un murmullo de aprobación se extendió por la sala tras escuchar las palabras de BhØrsemaker, murmullos que fueron interrumpidos por Jannirèll para argumentar que ostentar ese cargo destruiría el anonimato que requería su labor, a lo que Erlhénj respondió que al ser un cargo cuya existencia y responsabilidades no debían ser conocidas fuera de la Iglesia, como ocurría con la inmensa mayoría de los cargos, no se rompía ningún anonimato puesto que en el seno de la Iglesia todos les conocían y respetaban, por lo que únicamente se daba carácter oficial a un hecho que, les gustara o no, existía desde que salieron del estado catatónico en que se sumieron tras la masacre del Paso de Sur.

Solventado este asunto, el Donark pasó a comprobar el estado en que se encontraban los preparativos de la reunión del Rådetskonger, al parecer ya terminados según el último informe recibido de Denglemte comandante de le fortaleza de Styretstyrke, en el que comunicaba que las delegaciones enviadas por los distintos monarcas para preparar su estancia en la fortaleza habían finalizado su labor y estaban en espera de la llegada de los soberanos, llegada prevista para los quince días posteriores a la recepción del mensaje ya que las distintas comitivas, se encontraban en camino.

Al comprobar que los planes se desarrollaban tal y como estaban previstos, Erlhènj se levantó para dar por terminada la reunión y que todos los que debían viajar al día siguiente hacia Styretstyrke hicieran los preparativos necesarios para ello, cuando fue interrumpido por Vegard quien, con rostro preocupado, dijo:

Antes de que demos por terminada la reunión hermanos, he de comunicaros un hecho que lleva un tiempo preocupándome y que no se como interpretar. Hecho que dado el punto en que nos encontramos, no puedo callar por más tiempo.

Dinos de que se trata Vegard, debe ser algo importante para que te preocupe en estos momentos.Dijo Erlhènj.

Se que todos hemos estado muy ocupados preparando los planes para esta guerra que se avecina, y que los hechos acaecidos en los últimos tiempos, la masacre del Paso del Sur, lo ocurrido a Jannirèll y sus compañeros como consecuencia de ella y su posterior hallazgo de los libros, han ocupado nuestros pensamientos prácticamente en su totalidad, pero ¿solo yo me he dado cuenta de que no hemos recibido ningún mensaje del hermano Skjult desde que confirmó el éxito de su conversación con el viceprelado y su ascenso en el ejército samoviy?, ¿de que no hemos tenido noticias de los que ocurre en el mi pero desde el asesinato del hermano Forsker?

Todos los presentes se miraron sorprendidos entre si sorprendidos por estas palabras y una intensa preocupación se apoderó de ellos al caer en la cuenta de que todos sus planes, trazados en base a información proporcionada por Skjult y por el desaparecido Forsker en el momento de su muerte, podían estar comprometidos.

Tienes razón Vegard, ninguno de nosotros había caído en la cuenta de este hecho, ¿a que crees se debe ese silencio?Preguntó Erlhènj.

No lo sé Gran Maestre, lo único que sé de cierto es que está vivo, pero por más que lo hemos intentado no hemos podido ponernos en contacto con él, su mente se encuentra herméticamente cerrada y desconocemos la causa, suponemos que es una medida de autoprotección tomada al conocer lo ocurrido a Forskerrespondió Vegard pero aunque sea así, y deseo de todo corazón que lo sea, esto nos coloca en una posición vulnerable, por eso pido vuestro consejo sobre que hacer.Terminó diciendo.

Si no recuerdo malintervino Jannirèll en el momento de su muerte Forsker nos transmitió todas sus emociones, entre ellas la frustración por haber sido descubierto por los magos censores de Bittaga cuando captaron en su mente las emociones que le produjo reconocerlo como Ambitiös, al que creía haber matado. Esto nos demuestra que entre los samoviys existen magos, aunque no el alcance de sus podres, hecho que hasta ahora no hemos tenido en cuenta en toda sus implicaciones; es, por tanto, necesario enviar a alguien que contacte con el hermano Skjult e investigue sobre el terreno el poder de sus magos.

Todos los presentes asintieron a la palabras de Jannirèll y preguntaron a TrØllkarl quienes serían los magos más idóneos para realizar esa misión, pero sin darle tiempo a responder Jannirèll intervino de nuevo.

Si dispusiéramos del tiempo necesario se podría preparar esta misión con más calma, pero dado que no es el caso, debemos seguir nuestros planes como estaban pensados, ya se han puesto en marcha y no podemos volver atrás, por tanto y dado que se trata de asuntos de magia sobre los que habéis dado plena autoridad al Consejo de Archimagos, dispongo que mañana a primera hora partiréis hacia Styretstyrke tal y como estaba previsto. Al mismo tiempo yo viajaré solo a Qishloq para contactar con el hermano Skjult y averiguar como está la situación y valorar sus capacidades mágicas. La especial conexión que tenemos los miembros del Consejo os permitirá estar informados en todo momento de lo que ocurre.

Al escuchar a Jannirèll, todos se miraron sorprendidos e inmediatamente comenzaron a surgir protestas por el hecho de que fuera él que entrase en territorio enemigo y sobre todo, por que pretendiera hacerlo solo, protestas que fueron acalladas por Jannirèll que les dijo en tono adusto:

Supongo que ninguno de los presentes pondrá en duda mi capacidad y conocimientos mágicos para realizar esta misión, ni tampoco para pasar desapercibido en medio de una habitación vacía y es precisamente por eso por lo que debo ir solo, si alguien me acompañara correríamos un riesgo mayor de ser descubiertos y si pensáis que alguien debería hacerlo para protegerme y eso lo digo por ti BhØrsemaker, te sorprendería saber hasta que punto han mejorado mis habilidades de combate, pero aunque no fuera así, carecería de importancia puesto que no podemos combatir a un ejército en su propio terreno. Lo más importante de esta misión es el sigilo.

BhØrsemaker bajó la cabeza avergonzado al darse cuenta de que Jannirèll había captado perfectamente sus pensamientos e hizo un gesto de resignación aceptando sus palabras.

Puestos, por fin, de acuerdo en los pasos a seguir, se disolvió la reunión del Donark y cada uno se fue a preparar los últimos detalles del viaje que emprenderían al día siguiente.

Continuará

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario