La canción protesta en España II

Aguaviva

En el hervidero socio-político que era la Universidad Complutense a finales de los 60, José Antonio Muñoz, un estudiante con ansias literarias, junto con Manolo Díaz, joven cantautor asturiano que ya había estado en otros grupos como Los Mágicos, Polaris y Los Sonor antes de debutar como intérprete de sus propias canciones, pusieron en 1969 las bases del grupo más intelectual y más comprometido políticamente a finales del franquismo en España: AGUAVIVA que bebía en las fuentes estilísticas del folk, pero que se dedicó desde el principio a poner música a las palabras, por entonces semiprohibidas, de León Felipe, Rafael Alberti y otros poetas.

En principio formaron el grupo Juan Carlos Ramírez y José María Jiménez (Guitarra y voces), José Luis Heras y Luis Díaz (voces masculinas), Rosa Sanz, Teresa Aranguren y Carmen Sarabia (voces femeninas) y José Antonio Muñoz (rapsoda) quien llenaba el escenario con su voz.

El mismo año 69 graban con el sello Acción (ligado a la cadena SER) su primer disco “Poetas Andaluces” musicando un poema de Alberti.

 

En 1970 publican el LP Cada vez más cerca, con poemas de Lorca, Alberti y Blas de Otero y en 1971 se reafirman como bandera de la contestación política universitaria con el Lp Apocalipsis, primer disco conceptual dedicado a los cuatro jinetes bíblicos que pondrán fin a los tiempos del hombre. Las letras, corren a cargo de cuatro gigantes de la poesía del siglo XX: Gabriel Celaya, Blas de Otero, Bertolt Bretch y Nazim Hikmet.

 

 

Ese mismo año participaron por primera vez en el Festival de San Remo, formando tándem con Al Bano, (en esa época las canciones tenían dos defensores uno de los cuales era, por regla general, italiano) quedando en octava posición. Repitieron participación al año siguiente (esta vez en solitario) pasando a la final.

Después de un desconcertante Lp Cosmonauta publicado en 1971, publican al año siguiente el Lp La casa de San Jamás, en el que se incluyen bastantes temas compuestos por los miembros del grupo y su productor, Manolo Díaz.  Es muy significativo que en lugar de las habituales carátulas en blanco y negro, la de este Lp sea un dibujo pleno de colores. Esto para Aguaviva, que cuida al máximo todos los detalles, supone una declaración de principios. El disco comienza con Llegando, una pieza instrumental de más de tres minutos de duración que da paso a La casa de San Jamás, canción que nos habla de un lugar idílico donde se recoge la basura con cucharas de plata y en el que nunca se cierran las puertas. Este disco cuenta con la colaboración de la poetisa Gloria Fuertes, recitando la letra de su propio poema La canción del que no quería mentir

 

El grupo permaneció activo hasta 1979 pero no siempre con los mismos componentes, eran como una gran familia que cambiaba de miembros con gran velocidad (recorrieron Europa en un autobús  en el que, además de los cantantes y músicos, llegaban a viajar los hijos, todavía bebés, de algunos componentes) esto hizo pensar a un periodista italiano que el grupo estaba compuesto por 32 miembros, llegando otro a citar el número de 64. Cerraron su actividad con la publicación del disco La invasión de los bárbaros.

Aguaviva es un grupo imprescindible en la historia de la música española que marcó la pauta creando un estilo que aunaba la mejor poesía con una música que era algo más que un envoltorio para la palabra.

 

 

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

3 comentarios

Deja un comentario