Antonio José Torres

Publicado en El Puerto Atualidad el 25/10/2015
Antonio José Torres

Antonio José Torres

JAVIERBuenas tardes Antonio, desde que te conocí con motivo de vuestra participación en “El Tren de la Solidaridad” organizado por Cruz Roja de El Puerto, donde mostrasteis la maqueta modular de vuestra agrupación, siempre he querido conocer más sobre esta variante del maquetismo ferroviario, hasta entonces desconocida para mí y sobre todo, conocer a las personas que la llevan a cabo.

ANTONIO – Bunas tardes, te puedo decir que mi afición por los trenes viene desde niño. Cuando tenía entre trece y catorce años viajaba solo desde El Puerto a Cádiz a casa de mi abuela, unas veces iba en tren y otras en el Vaporcito y ahí fue donde nació mi afición a los trenes.

JPero… ¿esta afición no tiene nada que ver con tu actividad profesional?

A.- Nada, con mi profesión nada. De hecho la he tenido un poco abandonada por el tema profesional.

J.- ¿Y cuando decidiste dedicarle más tiempo?

A.- Pues cuando caí enfermo. En el año dos mil cinto tuve un ictus que apenas me ha dejado secuelas, pero que me hizo reconsiderar mi forma de vivir. Antes le dedicaba a mi empresa, al banco, mañanas y tardes y a partir de ese momento decidí cumplir lo que dicen los sindicatos en nuestra profesión: “ocho, más ocho, más ocho”

J.- Que es lo que todos deberíamos hacer. Lo malo es que en estos tiempos nos vemos obligados a centrarnos en el trabajo para subsistir y luego, cuando llega la jubilación, no saben qué hacer, cuando hay cantidad de actividades a realizar. Explícame un poco en que consiste lo que hacéis.

A.- Existe un club que se llama EuroN, un club nacional promovido por un señor de Badajoz cuya filosofía es dar a conocer esto al público. Creó una página web a través de la cual nos pusimos en contacto y tratamos de hacerlo poniéndonos en contacto con Diputación, Ayuntamientos, etc. Para que nos subvencionen el transporte de los módulos al sitio de exposición y nosotros nos costeamos el resto de los gastos como hoteles, viajes y demás. Lo único que buscamos es que nos cubran el coste de transporte de las cajas que como puedes comprobar no caben en un coche.

Vista parcial de uno de los módulos

Vista parcial de uno de los módulos

J.- Es decir que, salvo el gasto de transporte del material para el que solicitáis colaboración, todos los demás gastos corren por vuestra cuenta y me han llegado rumores de que si no lo hacéis más es porque no os lo piden.

A.- No, no, vamos nosotros ofreciéndonos. Por ejemplo, esta tarde tenemos una reunión en la que uno de los miembros del grupo trae una idea -en este caso parece ser que nos estaban buscando- para repetir en Jerez en un Centro de Barrio.

J.- Bien, pero llevamos un rato hablando y aun no me has explicado en que consiste lo que hacéis. ¿Puedes darme una explicación que podamos entender los profanos en el tema?

A.– Lo que nosotros tratamos de hacer es un circuito modular, con dioramas que representan bien paisajes conocidos o alegorías que sean fácilmente reconocibles por el público y crear una exposición dinámica, no estática, lo que tratamos es de dinamizar ese paisaje, esa alegoría con algo en movimiento “un tren”, cosa que a todo el mundo le gusta. No conozco a nadie que diga que no le gusta ver un tren.

J.- Es a lo que yo iba, la exposición es modular. Cada uno de vosotros construye módulos en los que según vuestra imaginación, plasmáis el paisaje o alegoría que os apetece. Pero estos módulos supongo que tendrán que cumplir una normativa para poder interconectarlos.

A.- Si, existe una normativa a nivel europeo. El club EuroN de España pertenece a INGANET, asociación formada, creo recordar que por diez países, que realiza un encuentro anual en el recinto ferial de Stuttgart en noviembre, la próxima es dentro de quince días a la que desgraciadamente no puedo asistir, aunque si lo hice el año pasado.

J.¿Y estos módulos se pueden interconectar entre sí con cualquier otro?

A.- Sí, con cualquier otro alemán, austriaco, francés…

J.- Por lo que el tamaño de la maqueta viene dado en función del número de participantes y del espacio de que se disponga.

A.- Lo máximo que se ha montado ha superado los quinientos metros lineales de módulos.

Otra vista del mismo módulo

Otra vista del mismo módulo

J.- Y creo que se dan premios en estos encuentros.

A.- Si, se dan premios. Yo te he hablado del más importante que es el de Stuttgart porque es a nivel internacional, pero luego se realizan encuentros nacionales y también una feria de la escala N en España, que este año se va a celebrar en Toral de los Vados León, un pueblo que disfruta del tren. Organizan sus fiestas del tren, del tren real, con exposiciones, vestuarios, circulaciones en trenes históricos, etc. Luego se organizan también encuentros a nivel más localista.

J.- ¿Y cuántos premios tenéis vosotros?

A.- Premios poquitos, uno en Fuengirola, también fue premiado un módulo de Pilar. Hay premios que los da el público y premios que los dan las agrupaciones que forman el club EuroN. Nosotros somos la Agrupación Sherry porque Pedro y Pilar viven en Jerez.

J.- Cuando te refieres a Pilar, me imagino que te refieres a Pilar Santos que es portuense.

A.- Si yo conocí a Pilar de mocita, su padre era el comisario de El Puerto D. Nicomedes Santos, una gran persona.

J.- Pues, para mi es importante, que dos personas de El puerto se lleven premios y nos representen fuera de nuestras fronteras, sin ayuda de nadie y de una forma personal.

A.- Hasta ahora todo corre de nuestra cuenta.

J.- Por lo que veo aquí habéis invertido bastante dinero.

A.- En lo que más hemos invertido es en trabajo. Quizás dentro de la afición esto sea de lo más económico. Lo que es más caro es la colección de material rodante, aunque con los nuevos materiales y medios los trenes y sobre todo las locomotoras están saliendo un poco más baratas, antes estábamos acostumbrados a comprar material alemán y se pagaba caro.

J.- Aparte de invertir en trabajo, tenéis una paciencia infinita, porque para alcanzar el nivel de detalle que puedo ver en personas, coches…, en todo lo que compone el módulo y que es de un tamaño casi microscópico hay que tener mucho amor y paciencia. ¿Qué tamaño tiene la escala en que trabajáis?

A.- Trabajamos el ancho N, que quiere decir que se reduce la realidad ciento sesenta veces.

Un arte en el que se cuida al máximo el detalle

Un arte en el que se cuida al máximo el detalle

J.- Es decir, que a una persona reducida de tamaño ciento sesenta veces le pintéis los ojos, la corbata, los botones…, es toda una obra de arte. Y por otra parte, los edificios, construcciones y demás, ¿los compráis ya hechos?

A.- Tenemos una dificultad con estas cosas, porque el material que se vende está basado en temas alemanes o franceses y nosotros lo que tratamos es de aparezcan cosas y edificios españoles, por lo que tenemos que adaptar, modificar o construir lo que no está comercializado. Y lo mismo pasa con el material rodante. A mí me gusta mucho la vía estrecha, aunque por esta zona no la tenemos, pero yo hago módulos con los dos tipos de vía.

J.- Es decir, lo que hacéis no es jugar con los trenes, es planificar, diseñar, construir…

A.- Te puedo decir que en realizar el diorama completo de un módulo que mida ochenta por cuarenta centímetros, podemos tardar entre cinco o seis meses y podemos montarlo junto con los demás una o dos veces al año.

J.- Bueno Antonio voy a dejarte ya porque veo que están aquí tus compañeros y tenéis cosas que hacer. Seguid así, disfrutando y trabajando con el arte y delicadeza que lo hacéis.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario