Recordando a…

Aretha Franklin

 

 

 

El pasado 16 de este mes, falleció en Detroit (Michigan) Aretha Louise Franklin a la edad de 76 años, a causa de un cáncer de páncreas que puso fin a la carrera de una de las más, si no la más grande dama de la canción americana.

«Lady Soul», como era conocida entre sus admiradores, había nacido en Menphis (Tennesee) el 25 de marzo de 1942. Su padre, Clarence LaVaughn Franklin, pastor de la Iglesia Bautista de Bethel en Detroit (conocido por su carisma y sus airosos y amenos sermones, hizo grabaciones como vocalista de gospel acompañando por otros predicadores de la talla de Cleophus Robinson y James Cleveland. También fue confidente de Martin Luther King.) descubrió pronto el talento de Aretha y quiso que tomara clases de piano, cosa que ella rechazó prefiriendo aprenderlo por si sola con ayuda de grabaciones, llegando de esta forma a ser una virtuosa de este instrumento.

Aretha pasó toda su infancia dentro del ambiente del góspel y rodeada de voces del jazz como Dinah Washington y Ella Fitzgerald. Con tan solo 14 años hizo su primera grabación para el sello JVB/Battle Records, luego reeditado por CheckerThe gospel soul of Aretha Franklin.

 

 

A mediados de la década de los 60 y ya consolidada como estrella femenina del soul, utilizó su fama en favor de los derechos raciales, siendo un elemento influyente dentro del movimiento racial y de la liberación femenina en EEUU. En 1967 grabó Respect, que la consagró cono reina indiscutible del soul.

Aretha, convirtió esta canción compuesta por Otis Redding como la súplica, a su mujer, de un hombre desesperado que se pasa el día fuera para llevar dinero a su hogar, en todo lo contrario haciendo drásticos cambios (probablemente inspirados en el hecho de que por aquel entonces, su matrimonio con Ted White estaba haciendo aguas). Ya no era el hombre el que pedía a la mujer que lo tratara con dignidad, sino la mujer que decía claramente al hombre que si quería respeto se lo tenía que ganar, transformando así esta canción en un himno feminista.

 

 

A principios de los 70 Aretha comenzó a versionar temas rock, pop y soul que ya habían sido grandes éxitos; entre los que se encuentran, temas de los Beatles como “Let it be” o “Eleanor Rigby”, y “Puente sobre aguas turbulentas” de Simón y Garfunkel.

 

 

 

Aretha Franklin recibió numerosos premios y distinciones a lo largo de su vida. Fue la primera mujer en entrar en el “Rock & Roll Hall of Fame” y la segunda en hacerlo en el “UK Music Hall of Fame”, es, así mismo, la mujer con más Premios Grammy de la historia (diez y ocho), y la más joven en recibir un “Kennedy Center Honor” ( el más alto honor otorgado por el gobierno de Estados Unidos anualmente a cinco artistas escénicos de diferentes disciplinas, por su contribución a las artes escénicas en la cultura estadounidense.). Posee la “Medalla de las Artes” y en el año 2005 recibió la “Medalla Presidencial de la Libertad”, considerada como la concesión civil más alta en los Estados Unidos, otorgada por el presidente Bill Clinton.

 

El presidente George W. Bush presenta a Aretha Franklin con la Medalla Presidencial de la Libertad en el Salón Este de la Casa Blanca

 

 

 

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

2 comentarios

  • Marisa Doménech Castillo

    Grande de las grandes, desconocía su relación objetiva con Martin Luther King. Fue un referente inigualable para la música. RIP
    Un abrazo, Javier

    • El Arca de Dionisos

      Hola Marisa:

      Fue una de las más grandes entre los grandes, no solo como artista sino como luchadora por los derechos de los oprimidos.

      Un fuerte abrazo 🙂

Deja un comentario