Recordando a…

Robert Johnson

 

El pasado día 16 de este mes se cumplieron 80 años del fallecimiento del “Abuelo del Rock & Roll”. La originalidad de sus canciones y su forma de tocar la guitarra han marcado a músicos de la talla de Jimmi Hendrix, Jonny Winters, Neil Young, Bob Dylan o Eric Clapton quien dice de él  que es “el más importante músico de blues que haya vivido”

 

Robert Leroy Johnson nació en Hazlehurst (Misisipi) el 8 de mayo de 1911, fruto de la relación esporádica de su madre Julie Ann Majors con Noah Johnson, un jornalero que estaba de paso por el poblado cuando estaba momentáneamente separada de su marido Charles Dodds Jr., (por aquel tiempo apellidado Spencer) con el que volvería tiempo después.  Fue el undécimo hermano de una familia negra en una época y lugar muy complicados para alguien de color. Creció con el apellido Spencer de su padrastro (años más tarde, su madre le confesó a Robert que era hijo de Noah Johnson, por lo que pasó a adoptar el apellido de su verdadero padre). Falleció, el 18 de agosto de 1938 en Greenwood (Misisipi) a la edad de 27 años.

Desde una edad muy temprana comenzó a sentirse atraído por la música, abandonando la escuela con la excusa de un problema en la vista, para dedicarse solo a la música (en la que era mas bien mediocre) y a las mujeres, lo que le obligó a cambiar varias veces de nombre huyendo de maridos celosos. En la adolescencia comenzó a tocar la guitarra demostrando escaso virtuosismo. En 1929 se casó con Virginia Travis, y por primera vez aparecía la felicidad en su vida, pero Virginia falleció en abril de 1930, a la edad de 16 años, junto al hijo de ambos al dar a luz. Para combatir su tristeza Robert se refugió en el blues, y comenzó a viajar y a tocar (con escaso éxito) siguiendo a los grandes del blues, hasta que en vista de su fracaso, decidió volver a su ciudad natal donde una viuda adinerada, Esther Lockwood,  con la que tuvo un hijo, le acogió.

Fue por esta época, cuando Robert comenzó a tocar la guitarra de una manera perfecta, cuando sus conocidos, que sabían que nunca había sido un buen músico, comienzan a sospechar que “algo” había hecho… y surge “la leyenda de Robert Johnson, el músico que pactó con el diablo para ser el mejor guitarrista de todos los tiempos”, según la cual “vendió su alma al diablo en el cruce de la actual autopista 61 con la 49 en Clarksdale (Missisipi), a cambio de tocar blues mejor que nadie.”. De hecho, dos de sus más grandes éxitos hacían referencia a su supuesto pacto con Satán: Crossroad Blues: que habla de un cruce de caminos en el que se habría encontrado con el diablo

 

 

Me and the Devil Bluesen cuya letra dice: “Temprano en la mañana, cuando golpeas a mi puerta, digo Hola Satán, creo que es tiempo de partir”

 

 

Después de varios años actuando por todo el sur de los Estados Unidos, tuvo la oportunidad de dejar grabadas sus 29 legendarias canciones. Una anécdota de estas grabaciones es que Robert hizo las grabaciones con su guitarra Gibson medio destruida, de la que no se separaba jamás, y de cara a la pared. 

 

Guitarra Gibson del año 1928 de Robert Johnson

 

Su temprana muerte ocurrió en extrañas circunstancias y aunque no se le realizó autopsia, la versión más extendida es que fue envenenado por el dueño del “Three Forks”, con una botella de whisky envenenada por seducir a su esposa.

El ya conocido como el Rey del Blues del Delta, ocupó el puesto 71 de los “100 mejores guitarristas de todos los tiempos” de la revista Rolling Stone y en 1986 fue incluido en “El Salón de la Fama del Rock & Roll”, en la categoría de Early Influence (influencias tempranas). Cincuenta años después de su muerte, una reedición de todas sus grabaciones fue disco de oro y consiguió un premio Grammy.

 

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Robert_Johnson

http://de10.com.mx/top-10/2017/10/09/robert-johnson-el-musico-que-inauguro-el-club-de-los-27

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

2 comentarios

  • Marisa Doménech Castillo

    Soy una gran desconocedora del blues a nivel formal pero cuando lo oigo lo siento en mis entrañas y más este autor, para mí desconocido pero gran gritarrista e intérprete. Gracias por abrirnos al conocimiento musical y a las raíces negras que todos tenemos, por supuesto, por muchas razones.
    Un abrazo, Javier.

    • El Arca de Dionisos

      Hola Marisa:

      El blues es una música que me encanta, sobre todo en sus orígenes; en este caso he recordado a un intérprete que resulta más conocido por su leyenda que por sus canciones (me gustan todas) que marcaron un antes y un después en la música.

      Abrazos 🙂

Deja un comentario