Conversaciones con… Cirilo Sánchez – En moto con la familia

(Publicado en El Puerto Actualidad el 26/03/2016)
Cirilo Sánchez

Cirilo Sánchez

JAVIER. – Hola Cirilo, gracias por recibirme en el local del C M Rebels Andalucía y mantener esta conversación conmigo. El motivo que me movió a ello es el conocer a la persona que hay detrás del presidente de C M Rebels y, a través de la persona, conocer el Club.

CIRILO.– Verás, yo soy Cirilo Sánchez, vivo aquí en Valdelagrana, tengo el trabajo en Cádiz y mi mujer lo tiene en El Puerto. Cuando llegamos aquí, yo soy oriundo de Córdoba, y llegué a Cádiz hace veintidós años y me dedico a temas comerciales en una compañía ubicada en Cádiz. Nos establecimos en Valdelagrana, después de ver muchas cosas, por la zona, por el colegio de los niños, un sitio tranquilo, la zona ideal en que nos gustaba vivir. Somos gente que hace lo que todo el mundo, trabajar y en el tiempo libre, hacemos algo que nos gusta hacer. Somos muy, muy aficionados al mundo de la moto y, el mundo de la moto, lo tenemos vinculado a una especie de hermandad, entre comillas, en la que están reunidas una serie de personas, independientemente del nivel económico que tengan, estén trabajando o no estén trabajando, afortunadamente lo están, y que tenemos un denominador común aparte de el de la moto y es que nos gusta vivir en hermandad. No es solamente la moto, la moto es la excusa, lo que pasa es que esta hermandad, como en cualquier otra, te sirve para, cuando tú terminas tu actividad rutinaria de trabajo, verte con las personas que tienen ese vínculo a la moto y a su vez, tienes ganas de verlas y compartir con ellas…

JAVIER. – Lo que me estás contando me recuerda mis tiempos jóvenes cuando en verano, con una pandilla de amigos, nos pasábamos el día el día tratando de trucar para que anduvieran mejor las motillos de cuarenta y nueve cc que, con mucho esfuerzo y a base de los pequeños trabajos que podíamos realizar sin abandonar los estudios, nos habíamos podido comprar.

CIRILO.- Si, si. Aquí todos somos amantes de las motos. Por ejemplo, aquí hay un chico que tuvo un accidente muy gordo, Javi que vive aquí, que lo habrás visto…

JAVIER.- Si, un chico muy amable que me ha puesto una cerveza mientras te esperaba.

CIRILO.- Fíjate si es amante de las motos que, estuvo más para allá que para acá, y aquí está en la hermandad.

JAVIER.- Es algo no muy frecuente en el mundo de hoy, en el que nos hemos vuelto egoístas y recelosos, y cada vez resulta más difícil encontrar un grupo de personas afines a nosotros con los que compartir nuestras inquietudes, sobre todo, porque hay muy pocas personas dispuestas a aceptar compromisos.

CIRILO.- Aquí es todo lo contrario. Aquí cada uno tiene un cargo de responsabilidad, somos como cualquier hermandad, donde cada uno tiene su cometido y tenemos unas normas que tenemos que asumir y responsabilizarnos de las cosas que cada uno tiene y que todos estemos a gusto. En el momento en que la hermandad no está a gusto, que la gente no es feliz, no se encuentra bien, no está con las personas que están, no hay ningún problema, se va y seguimos con nuestra amistad, pero desde otro punto de vista.

Fiesta del pasado domingo

Fiesta del pasado domingo

JAVIER.- El domingo pasado, el día que hable contigo por primera vez, vi un montón de motos aparcadas, mucha gente con chalecos de cuero, cara de fiesta y un ambiente de alegría y buen rollo que me llamó la atención. De hecho cuando pregunté me trataron con una amabilidad y cortesía que no es frecuente encontrar hoy en día.

CIRILO.- De eso se trata, en el mundo de los club, de los moto-clubs, porque en España existen los moto-clubs, las peñas y las asociaciones moteras. Nosotros pertenecemos a esa familia del motor, pero venimos de la filosofía de donde nació el motociclismo mundial, que fue en Estados Unidos, y las bases de aquellas pandillas de ex militares de la segunda guerra mundial, que fueron los que empezaron con esto. De hecho todavía se conservan en muchos clubs los sticks, los rockers que ponían en aquellos tiempos para identificar a cada uno de los clubs y los colores que llevamos en la espalda en el momento que los recibes. Todo está basado en clubs serios, no en peñas moteras donde no tienes obligación ninguna. El tipo de club nuestro se relaciona con otros clubs de su índole, que tienen su Club House, como lo llamamos nosotros, casa de hermandad, nuestra sede, donde compartes con otros clubs. Lo mismo que celebramos aniversarios de nuestro club, también lo celebran en otros y nosotros vamos vamos a esos clubs y ellos vienen al nuestro. Partiendo de esa base nosotros tenemos esto, nuestro Club House, donde nos reunimos, tenemos nuestras actividades y donde celebramos nuestras fiestas. No hay lucro de ningún tipo, solamente tratamos de cubrir los gastos y costes de alquiler, luz, etc.

JAVIER.- ¿Como decidisteis formar o entrar a formar parte del CM ANDALUCÍA REBELS?

CIRILO.- Hace ya cuatro o cinco años yo empiezo a mirar para crear un club. Desde chico he estado en una peña, en una asociación motera, y cuando me vine a Cádiz, la actividad te hace que te apartes, y con el tiempo dije de montar un club de motos donde poder compartir con más gente el salir con la moto y… bueno, mirando por un lado y por otro, lo que vi que más convenía a mi filosofía de vida y a la de las otras personas que entraron al club era un moto-group. ¿Por qué?, pues porque en el moto-group es un club en el que la mujer está introducida, donde todos tenemos hijos y es un club familiar. Dentro de los clubs de bikers, el moto-goup es el más familiar, donde tu te puedes relacionar con otros clubs y saben que tu filosofía es la de una hermandad… es un club de familia, como le llaman en algunos sitios. ¿Porque decidimos pertenecer a la organización Rebels? Pues… Rebels es un club a nivel nacional que se desarrolló hará unos quince años por Cataluña, una serie de amigos se lanzan a montar capítulos o chapters, que son sucursales, en cada una de las provincias, si perteneces a Andalucía eres CM Andalucía y si eres de otra región llevas el nombre de tu región, así está organizado. Entonces en toda la geografía, no en todas las provincias, pero si en toda la geografía nacional, tenemos capítulos, que son clubs con la misma filosofía que el nuestro.

JAVIER.- Y esto os permite moveros por España y encontrar gente conocida que sabéis que va a pensar como vosotros.

CIRILO.- Exacto, tenemos nuestros hermanos. Esto me costó tiempo buscar, hay varios, pero elegí el de Rebbels, fui conociéndolos poco a poco hasta que nos aceptaron, conseguimos el capítulo de Cádiz y el año pasado fue cuando hicimos la presentación.

Fiesta del pasado domingo

Fiesta del pasado domingo

JAVIER.- Hay una cosa que me tiene sorprendido. Vivo muy cerca de aquí y paseando he visto muchas veces el cartel del club, pero si no fuera porque el domingo vi las motos y la gente, a mi me dicen que el local está cerrado y no lo utiliza nadie y me lo creería a pies juntillas, porque jamás he escuchado ruidos de ningún tipo, ni siquiera los normales de la terraza de un bar.

CIRILO.- Dentro de nuestras normas está el no molestar y estar dentro de la legalidad, hacer ruido y molestar a nuestros vecinos ¡Como que no! No está dentro de la legalidad. De hecho, cuando estamos oficialmente, no permitimos drogas ni tomar alcohol, y pero supuesto, menos cuando vamos en la moto. Eso está fuera de las normas y nosotros intentamos, tu sabes que hay gente a la que se le va la olla, seguir las normas de la sociedad al cien por cien.

JAVIER.- Hay una cosa que me ha sorprendido gratamente y es el hecho de que seáis un club familiar, que lo hayáis formado para estar con la familia.

CIRILO.- Para nosotros la parte más importante es nuestra pareja o nuestra mujer y nuestros niños, eso es de cajón. Aquí todos los que estamos, excepto dos o tres socios que están solteros, la mayoría tenemos hijos. A mi hija, yo tengo una de once y otra de siete, tu le hablas del club y es su club, vienen aquí y se familiarizan con toda la gente que viene. No se si viste el ambiente que había el otro día en el club y mis niñas estaban por aquí y había personas de todo tipo. Ellas están acostumbradas a eso, y disfrutan, y maduran mucho más que otros niños que están todo el día en el ordenador. En nuestro caso las niñas tienen un horario para su tiempo de juego, independientemente de que hagan las actividades escolares que, hoy en día, se basan mucho en los ordenadores, pero punto, luego tienen muchas otras actividades que se les buscan y en verano, ni te digo. El verano que viene la mayor mía que tiene once años la quiero mandar a Irlanda. La educación es importante de una forma u otra, pero aquí lo que aprenden es humanidad, convivencia, respeto. Ven como respetamos a los otros clubs y cuando viene alguien saludan, si ve que estoy hablando con alguien se acerca y me dice: “Papá, cuando puedas”. Yo prefiero que mis niñas estén aquí a que estén en otros ambientes, hay veces que vuelvo andando a casa y cuando paso por el parque veo allí de todo. Mis niñas están aquí mejor. ¿Me entiendes?

JAVIER.-Te entiendo perfectamente y comparto plenamente tu punto de vista. Ciri, ha sido un placer hablar contigo, y como veo que te están esperando y ya se ha hecho tarde, voy a tener que dejarte. Muchas gracias por tu amabilidad.

Guardar

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario