Luis Contreras

Publicado en El Puerto Actualidad el 01/11/2015
Foto 2

Luis Contreras

JAVIER – Hola Luis, buenas noches. Recuerdo que te conocí en este mismo sitio, cuando estabas realizando una actuación, y desde entonces he querido hablar contigo porque siento curiosidad por saber cómo una persona se dedica a este mundo del ilusionismo, que no tiene nada que ver con tu actividad profesional, y realizarlo con la perfección que tú lo haces.

LUIS – A ver… perfección, yo no lo llamaría perfección. Empecé aprendiendo cuatro cosas, no pensaba jamás en la vida que me iba a dedicar al tema del ilusionismo. Lo que ocurre es que con los años, he ido conociendo a muchos magos y, de buenas a primeras, tuve la gran suerte de que en un programa de Onda Jerez TV salí haciendo un juego de ilusionismo y resulta que se retransmitió en directo y casualidades de la vida, lo estaba viendo Juan Tamariz y vio un juego que le encantó y llamó al programa para conocerme, y desde entonces tenemos una amistad increíble. Me llamaba a cada momento. He ido a su casa a ver ilusionismo en directo, a hacerlo para él y a partir de ese momento es cuando empecé a hacerlo de forma más profesional.

J – ¿Cuánto tiempo llevas en el mundo del ilusionismo?

L.- Llevo en este mundo desde hace unos veinte años, casi la edad que tiene mi niño el mayor.

J.- Es bastante tiempo. Hay algo que me produce una cierta curiosidad ya que estuve durante un tiempo metido en este mundillo y todas las personas que he conocido en él, Juan Tamariz, Joaquín Navajas y otros muchos, hablan de ilusionismo, no de magia y de efectos, no de trucos. ¿A qué crees que es debido?

L.- Yo creo que hablar de trucos es como hablar de trampas, algo incorrecto y yo creo que es así. ¿Por qué se dice ilusionismo en vez de magia? Porque somos personas que hacemos ilusionar a otras personas con ciertos juegos.

J.– Efectivamente, queréis crear una ilusión en los demás, pero para crear esa ilusión, incluso la más pequeña, debe requerir trabajo.

L.- Muchas horas de trabajo, requiere mucha dedicación y te tiene que gustar mucho, porque el ilusionismo es muy bonito, es una de las artes que más amo, pero tiene la dificultad de que cuando la estás aprendiendo te gusta mucho, pero luego te resulta un poco aburrido, porque viene lo complicado del ilusionismo que son las teorías, la psicología. Hay muchas cosas que ¿cómo diría yo?… Para mí lo más complicado es convencer al público de que lo que haces es natural.

J.- Si, efectivamente eso es lo más complicado y estoy de acuerdo contigo en que hay un momento en que pierdes un poco de ilusión porque cuando conoces el secreto de los que vas a hacer pierde el misterio. ¿Es por eso que los ilusionistas no decís nunca vuestro secretos?

L.- No creo que sea ese el motivo. Para mí.

J.- Debe ser difícil hacer ver al público que son totalmente naturales todas las cosas que hacéis, cuando en muchos casos no lo son. ¿Esto debe requerir muchas horas de ensayo?

L.- Muchísimas. Un efecto sencillo requiere entre un mes o mes y algo de preparación. Uno sencillito estoy hablando. Cuando el efecto es más visual puede resultar más complicado.

J.- Efectivamente, sé que existen muchos tipos de ilusionismo y que no todos los ilusionistas se dedican a lo mismo. Existe la micromagia, la cartomagia, la manipulación, la alta magia o de escenario, el mentalismo, etc. Hay muchas ramas del ilusionismo y personalmente creo que un ilusionista no puede abarcar todas.

L.- Efectivamente creo que no. Yo he tenido la gran suerte de haber tocado casi todas, “casi” todas. Quitando un poquito el mentalismo porque no soy una persona que trasmita esa aura de misterio que necesita si es cierto que en mi espectáculo he montado, en ocasiones, números de mentalismo, lo que ocurre es que los ejecuto de forma diferente. Lo llevo a mi terreno

J.- Es indudable que cada uno le ponéis vuestro sello, soy un gran aficionado al ilusionismo y he visto el mismo efecto realizado por distintos ilusionistas y parecen cosas totalmente diferentes, lo que me lleva a pensar que es más difícil conseguir el feeling con el público que la propia técnica empleada lo que les ha creado situaciones incómodas. Tú ¿Cuántas veces te has encontrado con un público que va a cazarte más que a ver el espectáculo?

L.– Bastantes, y con dificultad en un escenario, también porque ¿quién puede decir que jamás ha fallado en un efecto? Nadie, porque nos exponemos al actuar. Si no nos expusiéramos no nos pasaría eso.

J.- Pero el buen ilusionista tiene la habilidad de saber salir airoso.

L.- Si, eso es muy importante. Yo creo que un ilusionista no empieza a sentirse ilusionista hasta que no es capaz de ir dos pasos por delante del público. Tiene que prever lo que puede pasar. El profesional sale con la gran ventaja de que si el público le arremete por una parte, él sale por otra.

J.- Cambiando un poco de tema ¿En qué rama del ilusionismo te encuentras tú más cómodo?

L.– Pues si te digo la verdad, soy especialista en palomas. Me especialicé en palomas porque es un efecto muy visual y muy clásico. Como los ilusionistas antiguos que iban con su frac, con su chistera, su bastón. Es lo que más me gusta y con lo que me siento más cómodo trabajando.

J.- Yo te he visto trabajar con palomas y me encantó la elegancia con que lo haces. Ahora bien, trabajar con palomas requiere un equipamiento que no resulta barato. ¿Cómo lo solucionas sin que afecte a tu economía?

L.- Me lo costeo gracias a mis actuaciones. La mayoría del dinero que puedo ganar lo invierto en ilusionismo. Es verdad que es una afición cara, pero si trabajas con ilusión, como lo hago yo, te puedo garantizar que te da para comprar los artículos necesarios.

J.- Se, volviendo a cambiar de tema, que se realizan concursos de ilusionismo, tanto a nivel nacional como internacional. ¿Tú has participado en alguno?

L.- Pues sí y la experiencia es maravillosa, es brutal. También he ganado algunos y es algo precioso.

J. Háblame de ellos.

L.- Mira, en el 2012 participé en el campeonato de Andalucía que se celebró en Medina y quedé el segundo. También me presente al Campeonato de España de Magia con Palomas en el 2005 y quedé en primer lugar. Lo mejor de todo es la experiencia que te llevas de ellos. Pero a mí jamás, jamás me ha gustado publicar nada de esto porque no soy una persona a la que le guste alardear de ello y te agradecería que no lo publicaras.

J.- Pues no te voy a hacer caso, porque no es alardear, pienso que debemos sentirnos orgullosos de que un hijo de El Puerto nos represente tan dignamente a nivel nacional. Y con todo este bagaje ¿No has pensado en dedicarte de forma profesional al ilusionismo?

L.- Si, y durante un tiempo me dediqué profesionalmente a ello, pero el tipo de vida que tenía que llevar no era compatible con lo que tenía. Yo empecé en el ilusionismo muy tarde, tenía a mi mujer y a mis niños y tenía que arrastrarlos de un sitio para otro y no me gustaba. Ahora dedico mucho tiempo a colaborar con una ONG de qué de El Puerto con la que llevo aproximadamente unos 15 años y aparte de eso colaboro en otras muchas cosas, ahora concretamente con un chico enfermo de Jerez que pidió ayuda en Facebook y la sociedad de ilusionismo de aquí va a realizar dos galas para recaudar fondos para colaborar con él.

J.- Pues acabas de satisfacer totalmente mi curiosidad, y sobre todo, me alegro mucho de que haya personas en El Puerto que sean capaces de hacer como tú, esta maravilla que es muy difícil de realizar con tanta modestia y que esté tan entregado a los demás.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario