María Valentina Fuertes

María Valentina Fuertes, conocida familiarmente como “Tina”, es la impulsora de la asociación portuense Compartiendo Saberes, con la que hoy se estrena esta nueva sección de ‘Conversaciones con…’.

Conversación publicada en El Puerto Actualidad el 19/09/2015
DSC_0002

Tina Fuentes

Javier.- ¿Quién es Tina Fuertes?

Tina.- Nací en Ceuta, y me defino un poco como una mujer de frontera porque he crecido entre distintas culturas y por otra parte, porque mi padre y toda la familia paterna era de ascendencia castellana, es decir soy un poco una mezcla de todo. Mi vida ha transcurrido entre Ceuta, Málaga, Sevilla y sobre todo en El Puerto de Santa María donde llevo viviendo desde hace treinta y dos años. Me considero andaluza pero con una rama castellana muy fuerte, de la castilla de campo, que va conformando mi personalidad y estoy casada con un castellano, por lo tanto mi habla es andaluza pero tengo muchas partes de mi carácter que es castellano.

J.- Pero vivir treinta y dos años en El Puerto te convierte prácticamente en portuense.

T.-: Hombre claro, es que yo me siento de El Puerto ¡Totalmente!

J.- ¿Cómo surgió la idea de crear Compartiendo Saberes?

T.- En un primer momento surge porque contraje una enfermedad, un cáncer con el que estuve luchando varios años, me realizaron hasta diez operaciones en seis años que me obligaron a estar mucho tiempo en reposo y yo soy una persona muy activa acostumbrada a realizar muchas cosas, por lo que a través de Facebook convocaba eventos en casa para mis amigos como ¿Quién me enseña a utilizar la Tablet? Porque me regalaron una. ¿Quién me enseña a aliñar aceitunas o a hacer tal otra? A los que respondía mis amigos y decían yo voy. Es decir colgaba eventos y los abría a mis amistades y funcionó muy bien, por lo que pasé parte de mi enfermedad haciendo esto.

J.- Se trata de una gran labor divulgativa, ¿hay algún requisito de edad o algún coste?

T.- Es para todas las personas, y es gratis. Esto es así porque tengo cinco hijos y cada uno va estudiando, uno por un lado y otro por otro y a veces creo que a la gente joven y a la sociedad en general solo se les transmiten cosas negativas de las personas, como si no hubiera gente honrada, gente honesta que hiciera las cosas de forma altruista y pensé que esto que estábamos haciendo y que se estaba haciendo en principio entre las amistades, se podía hacer extensivo a todo El Puerto y por supuesto con la condición de que sea todo gratuito, y para todos.

J.- Y antes de tu enfermedad ¿a qué te dedicabas?

T.- Era profesora, he dado clases durante más de veinte años de historia y de arte, también me he dedicado a la dirección y formación de directivos, y he trabajado como orientadora familiar ayudando familias que estaban en conflicto por las razones que sean, relaciones conyugales, padres hijos, adolescencia, me especialicé en estos temas. Cuando tuve la enfermedad estaba estudiando antropología, pero llega un momento en que la vida te dice que pares y mires para otro lado.

J.- Bien sabemos que la vida es como es, no como nos gustaría que fuera y hay que saber adaptarnos y aprovecharla para sacarle todos el jugo posible, cosa que veo has conseguido. Volviendo a Compartiendo Saberes ¿Qué es lo que más valoras de la Asociación?

T: Creo que una de las cosas que más me apasiona y me emociona cuando lo veo desde fuera es ver la entrega de la gente, como se dan y como se pasa del Yo al Nosotros, es increíble porque ya no solo es compartir una serie de conocimiento, un taller, es la preocupación que surge cuando falta una persona, pensar cómo podemos ayudarla. Y esto no es por mí, es por la gente. Y ver que las personas son felices cuando lo hacen, porque no se sienten juzgados, porque vamos uniendo fuerzas y ayudándonos entre nosotros.

J.- ¿Cómo has conseguido crear este grupo de personas?

T.- No lo sé, creo que yo no lo he hecho, lo hemos hecho entre todos, de lo único que si me he preocupado desde el primer momento ha sido de asistir a todas las cosas hasta que han cogido su propio estilo, de crear un ambiente agradable, de escuchar a todo el mundo, de agradecer la asistencia a todos los que vienen. En resumen de pequeños detalles de cortesía y educación que viviéndolos ves que la gente se contagia y está a gusto ya que todo lo que realizamos es libre, lo convocamos en Facebook y quien quiere viene y quien no quiere no viene.

J.- Para finalizar Tina ¿Quieres añadir algo más?

T: Solo quiero decir que aunque tú me has elegido a mí para charlar, y que solo he servido como vehículo, esto es algo que hacemos entre todos y que en esta sociedad tenemos que mirar en positivo. Cuando yo celebraba eventos en mi casa y comentaba que teníamos que hacerlo extensivo a todo el mundo, me decían Tina no sueñes, que después van a pedir dinero, etc. Los peros me los ponían, pero yo te digo que para hacer algo hay que moverse, creo que estamos todo el tiempo quejándonos, pero tenemos que dejar de quejarnos y empezar a movernos.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario