Los caballeros de la Iglesia – Cap. IX (3)

Primeras decisiones

 

El Gran Maestre Erlhènj dejó pasar unos instantes para poner en orden sus pensamientos, hecho lo cual se levantó y dijo:

Hermanos ha llegado el momento de actuar en base a las informaciones que han llegado a nuestro poderY con tono firme comenzó a impartir instrucciones.

Maestre TrØllkarl, a partir de este momento los Bahudier se dedicarán prioritariamente a investigar todos los conocimientos existentes sobre la magia recopilados por la Iglesia. En el convento disponemos de una amplia colección de tratados sobre el tema; revisadlos todos en profundidad, aun los que puedan parecer más absurdos e indagad si existen más tratados sobre el tema en conventos y cenobios. Emplead para ello todos los medios necesarios.

Así se hará Gran MaestreRespondió TrØllkarl.

A continuación Erlhènj ordenó a Melhiker:

Rehidar de Estrategia1, preparad, a tenor de lo que conocemos, un proyecto de plan, lo más exaustivo posible pero con la flexibilidad suficiente para ser modificado en base a nuevas informaciones, para atajar la invasión. En él deben estar claramente definidos los medios necesarios para llevarlo a cabo, tanto de tropas como de todos los medios necesarios para llevarlo a cabo, especificando de cuales y cuantos disponemos nosotros y lo que deberían aportar los reinos.

Melhiker hizo un asentimiento de cabeza y Erlhènj continuó impartiendo instrucciones.

Maestre Skulekdijo dirigiéndose a Jannirèll revisad las informaciones recibidas de los reinos, por si alguna cobra sentido a la luz de estas noticias.

De inmediato Gran MaestreContestó Jannirèll.

Los demás intensificad las labores de preparación y adiestramiento en vuestros respectivos campos y no dudéis en comunicarme las necesidades que os surjan. Mañana a esta hora nos volveremos a reunir para compartir avances y analizar posibles acciones.

Impresionados por el tono excesivamente formal empleado por Erlhénj, al dirigirse a ellos por sus títulos en vez de por sus nombres como ocurría habitualmente, les hizo darse cuenta de que lo hacía en función de las prerrogativas de su cargo, por lo que sus órdenes debían acatarse sin discusión ni dilación alguna., por lo que rápidamente abandonaron la sala capitular para dar cumplimiento a las mismas.

TrØllkarl se encerró en la biblioteca y ordenó a los bibliotecarios que recopilaran una lista de todos los tratados de magia que había en la misma y buscasen referencias a otros tratados que pudieran encontrarse en otros lugares; Melhiker se reunió con BhØrsemaker, Maestre de los Haddar2 y Bhörje, el hermano que los condujo desde los cenobios a convento y Maestre de los Leverantörer3, para conocer lo recursos de que disponían y los que iban a necesitar para eleborar un plan que eliminase la amenaza que se cernía sobre ellos y Janniréll se encaminó al scriptorium.

Una vez allí, llamó a Vegard y le comentó las noticias recibidas solicitándole, en primer lugar, todos los informes llegados del reino de Dönhar y que se analizaran de nuevo los de el resto de los reinos que tuvieran alguna relación con éste. Vegard, sin decir una sola palabra, salió apresuradamente del estudio de Jannirèll, si podía llamarse estudio a uno de de los múltiples cubículos en que se había dividido sciptorium por medio de paredes de madera, construidas provisionalmente, con el fin de aislar a los distintos grupos de trabajo, con el fin de que no interfirieran unos con otros en el desarrollo de su labor.

Cuando se quedó solo, Jannirèll penso que tenía que repasar la historia de Dönhar pues aunque la conocía someramente, era necesario conocerla en profundidad para poder analizar los hechos sin que se escaparan detalles importantes. Estaba meditando sobre como hacerlo dado el poco tiempo de que disponía, cuando entró Vegard acompañado del hermano Leserènj, uno de los bibliotecarios que había reclutado y con el que Jannirèll había compartido varios trabajos durante sus años de formación, portando un grueso legajo de informes.

Mientras Leserènj dejaba en la mesa los legajos que lleaba, menos uno que se quedó en la mano, Vegard se dirigió formanmente a Jannirèll.

Maestre, aquí están los informes que habíais pedido. Me he permitido pedir al hermano Leserènj que me acompañe por ser el responsable de la sección de Dönhar y porque proviene del cenobio de Käkstad, una villa cercana a la capital Hämnstaj y sus conocimientos de la sociedad de Dönhar pueden ser de utilidad.

Muy bien pensado VegardRespondió Jannirèll y prosigió Estaba, precísamente, considerando como resolver el tema de mi desconocimiento sobre Dönhar, por lo que ma alegro de que tú te hayas adelantado. ¡Ah! Una cosa, la vida en el convento ya está bastante alterada por los acontecimientos y no es necesario que nosotros lo hagamos más, por tanto, vamos a dejar los tratamientos formales para cuando sean realmente necesarios y trabajemos como siempre lo hemos hecho, todos somos hermanos y conocemos sobradamente nuestras obligaciones. Dicho esto ¿Que aportan los informes?

Vegard miró al hermano Leserènj, como invitación a que tomara la palabra, éste, tras una paqueña vacilación, dijo:

Los informes aportan poco en general, aunque tengamos que revisarlos otra vez, pero ésteEn ese momento dejó ante Janniréll el legajo que tenía en la mano y continuó Me llamó la atención al recibirlo y me gustaria que lo leyeras para que lo comentáramos después.

Dando las gracias a Leserènj, Jannirèll se enfrascó en su lectura; era un informe enviado por el prior del Cenobio de Kommerbyen, en el que transmitía lo observado por la hermana Smilla en el Castillo de Värdelos cuando atendía el nacimiento del heredero del conde.

Cuando terminó levantó la vista y al comprobar que tanto Vegard como Leserènj continuaban de pie, poniendo cara de fastidio, hizo gestos para que se sentaran y preguntó:

¿Por qué os llamó la atención este informe Leserènj?

Antes de que este pudiera decir nada se adelantó Vegard para comentar:

Antes de nada Jannirèll quiero decirte que a parte de proceder de Dönhar, la última tarea encomendada a Leserénj antes de que nos enterásemos de los planes de invasión del Imperio Samoviy, fue la de actualizar los datos que poseíamos sobre la historia de Dönhar, por lo que sus opiniónes pueden resultar muy valiosas.

Aclarado esto, Vegard cedió la palabra a Leserènj quien contestó a la pregunta formulada por el Maestre.

Fundamentalmente por el comentario sobre la salud del rey Försiktig y su repentino empeoramiento Jannirèll; la salud del rey no era muy buena últimamente, pero su estado no era tan preocupante como para que pudiera producirle la muerte, por lo que me sorprendió este empeoramiento repentino del que no tenía conocimiento, lo mismo que el hecho de que esto fuera tema de una reunión secreta que considerase avisar de ello a un «amigo común».

Janniréll se quedó pensativo unos momentos y preguntó de nuevo a Leserènj:

¿Como analizas ahora el mensaje, a tenor de lo que acabamos de conocer?

Sin dudarlo contestó:

Que acaba de cobrar un peligroso sentido.

Y entonces, tras ordenar sus pensamientos, explicó a Jannirèll y a Vegard que tras la rebelión y muerte de Ambitiös, el caracter de Försiktig se había vuelto más huraño y desconfiado, corriendo el rumor de que había apartado de los asuntos de gobierno y privado de algunos de sus privilegios a las familias en las que alguno de sus miembros habían tomado parte en la rebelión, aunque éstas hubieran permanecido leales a la corona y la ”Revuelta de los Segundones”, como habían dado en llamarla, también estuviera dirigida contra ellas.

La muerte de Medvetslös, hermano menor de Värdelos, había casusado un profundo dolor en el Conde del que nunca se repuso del todo, unido a la actitud del rey para con las familias de los rebeldes que le había empujado a exiliarse en sus posesiones de los Montes Sawkäria, de las que solo salía para realizar sus negocios, la mayoría de los cuales estaban en paises al otro lado del estrecho de Markhav, podían haberle inducido a colaborar con Ambitiös, en su venganza.

Cuando Leserènj terminó su exposición y tras pensarlo unos momentos dijo:

Opino que tienes razón Leserènj, pon tú informe por escrito para que mañana pueda informar al DonarkLuego dirigiéndose a Vegard dijo:

Dile a Scullion que destine a los hermanos que sean necesarios para controlar las actividades del Conde Värdelos y si es posible asigna más hermanos para analizar los mensajes recibidos de Dönhar y ahora vamonos al refectorio o se nos pasará la hora de la cena.

Tras decir esto, se levantó de la mesa y junto con Vegard y Leserènj se encaminó al refectorio comentando las trivialidades acurridas en el día.


1 Caballero comandante miembro del Donark, del mismo rango que los Maestres, pero que a diferencia de estos no está a cargo de una orden de caballeros, su función es la de consejero del Gran Maestre. El Rehidar de Estrategia viena a ser el equivalente del Comandante en Jefe de Alto Estado Mayor.

2 – Caballeros armados y entrenados para el combate.

3 – Orden de intendencia.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

2 comentarios

Deja un comentario