El Respeto en política

En los países con la democracia como sistema político, un congresista, diputado, senador, etc., es un representante libremente elegido por los ciudadanos en unos comicios libres y secretos, esto último, secretos, para evitar posibles presiones o coacciones a los votantes (electores) que puedan alterar su intención de voto.

Presentación1Solo por el mero hecho de ser cargos electos, representantes de la voluntad popular libremente expresada, se les debe otorgar el debido respeto, con total independencia de su ideología, raza, sexo, formación, apariencia o del hecho de si, personalmente, les hemos votado o no.

Volviendo la oración por pasiva, el cargo electo, desde el mismo momento en que jura o promete su cargo, al que se presentó y que ha aceptado libremente, debe respeto a todos los ciudadanos, sean o no de su ideología, le hayan votado o no. Este respeto se manifiesta cumpliendo con toda honestidad con su labor, tanto en las formas como en el fondo. En las formas, observando los adecuados comportamientos (cosa que solo depende de él) y en el fondo, trabajando por lograr el cumplimiento de las promesas hechas a los ciudadanos (motivo por el que los ciudadanos le ha elegido) demostrando en su quehacer diario su tenacidad y entrega a la consecución de las mismas (cosa que ya no solo depende de él, si no de la voluntad del conjunto de los representantes elegidos). Desde el mismo momento en que acepta su cargo se convierte en una figura pública y todas sus actividades, tanto en el ejercicio de sus funciones, como en su vida privada (le guste o no) afectan a la totalidad de la sociedad.

Pero… el respeto, base en la que se sustenta la democracia, es difícil de ganar y más difícil de mantener. Cuesta años conseguirlo y se puede perder en un día.
Todos respetamos (más si son personajes públicos y los políticos lo son) a quienes desempeñan sus actividades con honestidad, coherencia. A quienes no precisan de acciones esperpénticas ni estridencias para hacer escuchar su voz ya que su trabajo y comportamiento hablan por ellos. Estas actitudes irrespetuosas, a veces ofensivas, hacia la sociedad o determinados grupos sociales, que en la vida artística o de los particulares, no pasan de ser consideradas actos irrelevantes para llamar la atención, en los “Representantes Electos de los ciudadanos” se convierten en insultos hacia aquellos a quien representan, socavando el respeto debido a su cargo.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

4 comentarios

  • Estoy de acuerdo; hoy he echado en falta el respeto que se invocaba en la sesión de investidura, particularmente en la réplica de Pablo Iglesias. Su tono me ha parecido excesivamente bronco.

    • Desde que Pedro Sánchez aceptó la nominación de S.M. para presidir el gobierno, tengo la impresión de que todo lo que han venido haciendo, incluida la sesión de investidura ha sido propaganda de cara a nuevas elecciones. En esta línea de pensamiento la actuación del «Sr. Iglesias» que comparece ante el Rey y en el Congreso en mangas de camisa, pero se pone smoking para acudir a los premios Goya, demostrando así el respeto que siente por las máximas instituciones españolas, me parece una más de las maniobras realizadas por él y su grupo de cara a conseguir el voto de sus seguidores.

  • jose valencia roldan

    Los comentarios de Javier sobre lo que representa un cargo político me parece correcto en una democracia, pero en España me pregunto ¿tenemos democracia?.
    Los puestos en la lista de los partidos políticos, están puestos «a dedo» por el mismo partido y no por los ciudadanos, por ello el político elegido se debe más al partido que lo ha puesto y le debe sumisión que a los votantes, a estos que les den……

    • Con este comentario me estoy refiriendo a las actitudes histriónicas de ciertos «políticos» que no muestran el más leve atisbo de respeto hacia los ciudadanos que deben representar y utilizan las Cámaras para acciones populistas de cara a sus acólitos.

Deja un comentario