Los caballeros de la Iglesia

Capítulo X – (2)

 

La situación comienza a aclararse

 


Lo primero que hizo Vegard tras su incorporación al Consejo Skulek fue reunirse con Jannirèll y Scullion (este último había abandonado sus tareas en la cocina para incorporarse al Consejo como responsable de la formación de la red de telépatas), para conocer sus necesidades a la hora de analizar eficazmente la información que recibían los skulek. Cuando, después de muchas preguntas y planteamientos, estuvo seguro de haberlas definido correctamente, pasó un día observando el camino que seguían los mensajes desde que se recibían, hasta que llegaban a la mesa de Jannirèll y acostumbrado como estaba a la gestión de la biblioteca del convento, cuyas necesidades no se diferenciaban mucho de las del Maestre, no le fue difícil descubrir donde radicaban los problemas, tras lo que comenzó a organizar el trabajo con la fría eficiencia que le caracterizaba. En primer lugar dividió a los telépatas en siete secciones, encargando a las cinco primeras (una sección por reino) las comunicaciones con los reinos de la Confederación, a la sexta las mantenidas con el imperio Samoviy y dejó a la séptima en reserva para futuras necesidades, dándoles a todas ellas instrucciones expresas de ignorar los mensajes procedentes de otras zonas. A continuación, Vegard incorporó a la mayoría de los bibliotecarios a los Skulek, y les encargó la creación de un sistema de archivo de múltiple entrada, que permitiera recuperar los informes, (buscándolos por fecha, tema, punto de origen o cualquier otra referencia que considerasen pertinente), en el momento que fueran necesarios. Terminó organizando un grupo de análisis encargado de filtrar los mensajes recibidos, con el fin de que a la mesa del Jannirèll solo llegaran los que eran realmente relevantes, desviando el resto a los distintos colaboradores del Maestre o dada su intrascendencia, archivándolos directamente por si fueran necesarios con posterioridad. Como resultado de esta labor, su mesa quedó prácticamente vacía de papeles y Jannirèll pudo dedicarse a analizar la información que recibía y que diariamente transmitía al Donark aunque, para desilusión de todos, pronto pudieron comprobar que ésta les resultaba de escasa utilidad y solo el informe recibido del hermano Skjult, en el que les comunicaba el éxito de su misión y incremento de los trabajos para que la ruta que les había proporcionado resultara adecuada para trasladar el ejército, resultaba de alguna relevancia.

Así las cosas el Donark, a instancias de BhØrsemaker y tras considerar el hecho de que tan malo era tomar una decisión precipitada como no tomar ninguna, decidió trasladar al Valle con la mayor discreción posible, caballeros de todos los conventos de la Confederación para entrenarlos encuadrados en regimientos y escuadrones, capaces de combatir como si de un solo hombre se tratase. Al terminar el entrenamiento, estas unidades permanecerían acuarteladas en el Valle, por donde según todos los datos se produciría la invasión. Solo en el caso de que nuevas informaciones así lo aconsejaran, las unidades serían trasladadas allá donde fuesen necesarias.

Poco tiempo después de tomar esta decisión, se recibió en el Convento el mensaje enviado por Forsker, en el que comunicaba su llegada a la capital del imperio Samoviy e informaba de las noticias que circulaban sobre el envío de numerosas tropas al paso del sur, aunque corrían rumores de que gran parte de ellas se desviaban hacia un destino desconocido antes de alcanzar el paso al que solo llegaban pequeños contingentes. Esta información pilló por sorpresa al Donark que le pidió confirmación de la misma, al tiempo que ordenaba que los dos escuadrones mejor preparados partieran hacia el convento de Förlust, ciudad situada en las proximidades del paso, en previsión de posibles incidentes. Una vez tomada esta decisión continuaron con las labores habituales, por lo que nada hacía presagiar lo ocurrido a primeras horas de la tarde del día siguiente, cuando un hecho inusitado paralizó bruscamente la actividad del convento. En el mismo momento en que se producían los hechos en Qishloq, todos los hermanos del convento, vivieron en sus mentes lo que vivió y sintió Forsker instantes antes de ser asesinado por los sacerdotes de Bittaga.

Tras dejar pasar los primeros momentos de dolor, y apenas recuperado de la conmoción que esta muerte le produjo, Erlhènj convocó el Donark y cuando todos estuvieron presentes les dijo: Hermanos, para nuestra sorpresa, todos hemos vivido en nuestras mentes la muerte de Forsker, y compartido el mismo sentimiento de dolor por su pérdida, pero si queremos que su muerte no haya sido en vano, debemos actuar con rapidez analizando en profundidad y desde todos los ángulos, el mensaje que con tanta intensidad nos quería transmitir.

Tras unos momentos de silencio que aprovecharon para poner en orden sus alterados pensamientos, TrØllkarl, el que fuera preceptor de magia del convento, era el Maestre de los Bahudier fue el primero en tomar la palabra.

Desde una perspectiva mágica y en un primer análisis, he notado dos hechos que me han llamado poderosamente la atención. El primero, la nitidez y complejidad del mensaje que todos hemos recibido en mayor o menor grado, sin estar pendientes de ello; el segundo, el hecho de que Forsker fuera descubierto por medio de la magia, al bajar la guardia debido a la conmoción producida por el descubrimiento que realizó. Todo esto me induce a pensar que conocemos la magia más de lo que hasta ahora suponíamos y que el enemigo cuenta con magos tanto o más poderosos que los nuestros.— Y tras decir esto se sentó.

—Certero análisis TrØllkarl— Convino Erlhènj —¿Alguna aportación más?

Melhiker se puso en pie y dijo: Creo que todos entendemos la importancia del mensaje transmitido por Forsker, mensaje se puede dividir en dos partes, la primera de ellas ya nos la ha aclarado TrØllkarl , pero la segunda y a mi parecer más importante por el énfasis que puso en ella y ser la causa de su muerte, se refiere al hecho de que el emperador de los samoviys es alguien originario de la Confederación, a quien el hermano Forsker creía haber dado muerte. ¿Alguno de vosotros sabe de quien se trata?

Eso es algo que yo puedo aclarar Dijo BhØrsemaker Se trata de Ambitiös, el segundo hijo de Försiktig de Dönhar que, hace ya unos veinte años, trató de arrebatar el trono a su padre apoyado por un grupo de hijos segundones de la nobleza. La rebelión fue sofocada por el ejército de Dönhar que era leal al rey y del que por aquel tiempo, formaba parte el hermano Forsker (como todos sabéis, algunos de nuestros hermanos se integran durante algún tiempo en los ejércitos de los reinos para conocer sus tácticas y estrategias) y fue él precisamente quien se interpuso entre Ambitiös y el rey en la batalla final. En su lucha por evitar la muerte de Försiktig asestó una estocada en el vientre a Ambitiös que desapareció arrastrado por su caballo y fue dado por muerto al no encontrar su cadáver. Desde entonces no se ha sabido nada de Ambitiös hasta ahora.

Tras meditar unos momentos en las revelaciones de BhØrsemaker, Melhiker dijo: Esto aclara las cosas. Ambitiös consiguió salvarse y de alguna manera se convirtió en Archiprelado de Bajaruvchy y emperador de los samoviy, y durante estos años ha estado planeando como llevar a cabo su venganza.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

Deja un comentario