Los caballeros de la Iglesia

 

 

Capítulo XIV

 

Enfrentamientos y descubrimientos

 

 

Era una apacible tarde de verano y Brinja, la cocinera de la hacienda, le contaba historias, de las que tanto le gustaban, sobre los Caballeros de la Iglesia, mientras él, empapado en sudor debido al calor de la fragua, escuchaba respetuosamente las indicaciones que le daba su padre Edzmèd para forjar correctamente la palanquilla al rojo vivo que, con un pesado martillo, golpeaba sobre el yunque, indicaciones del todo innecesarias ya que veía nítidamente los puntos donde, y con que fuerza, debía golpear la palanquilla para evitar la aparición de deslaminaciones y líneas de fractura, al tiempo que observaba impotente, el sufrimiento que veía en los ojos de su padre Jordfräs al contemplar los resecos campos en los que despuntaban los primeros brotes de trigo, los meses de sequía cuando el agua era más necesaria para los cultivos haría, si no llovía pronto, que se perdiera la cosecha, algo que a él no le preocupaba pues sabía que bajo los campos había un pequeño acuífero que permitiría madurar al trigo. En ese momento sintió un tirón del ronzal que casi le hizo caer al suelo, ¡estúpido animal!, maldijo al rucio cargado con haces de leña que llevaba a la aldea para cambiar por agua y alimentos al que, tras grandes escuerzos, logró hacer caminar para llegar a su destino donde encontró una escena de desolación y muerte que su mente no pudo soportar, y se precipitó en un pavoroso y oscuro abismo.

Aterrado, Jannirèll trató de escapar de aquella oscuridad, en la que un ser aborrecible cuya carne podrida se desprendía en viscosos goterones que se deshacían en turbadoras imágenes que le mostraban diversos momentos de su vida, como la vez que deseó que se derrumbara la cabaña de troncos que había construido Vän, su mejor amigo, porque no le dejó entrar en ella y la alegría que sintió cuando esta se vino abajo atrapando en su interior a Vän quien de no haber sido porque uno de los peones le sacó inconsciente de entre el amasijo de troncos que antes era la cabaña, y a que su madre Norèll le curó las heridas, pudo haber muerto. Dominado por el miedo, vio como, uno tras otro, pasaban ante sus ojos losv actos de egoísmo y cobardía que había realizado en su vida y que había enterrado en lo más profundo de su mente junto con los defectos que tenía y se negaba a reconocer, porque destruían la imagen que tenía de si mismo.

No supo el tiempo que estuvo tratando de huir, de ignorar esos hechos, pero no hay forma de esconderse de uno mismo y finalmente, sin posibilidad de seguir negando la realidad, Jannirèll se vio obligado a aceptarse tal y como verdaderamente era. En ese momento un inmenso dolor desgarró hasta la última fibra de sus ser, al vivir en sus propias carnes la muerte de Vhaktpost provocada por los sentimientos de dolor e incomprensión que le produjo la masacre ocurrida en el poblado de leñadores. Entonces comprendió que debía vencer su egoísmo y mostrarse a los demás tal y como era, compartiendo con ellos sus pecados y sus más inconfesables miserias, aunque ello supusiera que se apartasen de él y le expulsaran del seno de la Iglesia. Fue al tomar esta decisión cuando comprendió el sentido de la última frase del pergamino que decía:

«Solo aquel que este dispuesto a renunciar a su vida y la entregue a sus hermanos por el bien de la comunidad, encontrara lo que busca.”

E invadido por una inmensa sensación de bienestar, se entregó sin reservas a sus compañeros de búsqueda, compartiendo con ellos, sin ningún tipo de reserva, la totalidad de su ser y sus compañeros vivieron su vida como si de la de ellos se tratase, al tiempo que él vivía y absorbía las vidas de los demás como si fueran suyas. En ese momento Jannirèll, Edzàrj, Jörgenj, Ghörann y Bokorm murieron, y al morir sus mentes se fundieron dando vida a un ser superior con una mente única, y esa mente era mayor que la suma de las mentes que la formaban.

En el mismo instante en que ese ser tuvo conciencia de si mismo, se percató de que aun estaba incompleto, y lanzó una sonda de increíble potencia llamando a aquellos que debían completarlo.

Entre tanto, en el refectorio del Convento, un catatónico Melhiker luchaba consigo mismo, al responder a una irresistible llamada que no pudo rechazar, que le transportó a un universo vacío donde se mostraronante él todos los hechos ocurridos en el trascurso de su vida, en especial aquellos que le avergonzaban y que había encerrado en lo más profundo de su mente a fin de olvidar. Al encararse con ellos le invadió una mezcla de miedo y vergüenza, y buscó mil excusas para justificar lo injustificable, hasta que la realidad de si mismo se hizo tan patente que Melhiker no tuvo más remadio que aceptarse a si mismo tal y como era en realidad. En ese momento se percató de que no estaba solo, junto a él se encontraba un ente que le invitaba a fundir su vida con sus vidas, entonces comprendió y diluyó su vida mezclándola con las vidas que formaban aquel ser del que pasó a formar parte

Al mismo tiempo y ajeno a lo que ocurría en la cabeza de Melhiker,TrØllkarl que había estado pensativo durante unos instantes, dijo a Vegard en respuesta a su pregunta sobre si se trataba de un ataque samoviy:

Podría ser, ahora recuerdo que en el mismo momento en que ocurrió, sentí un potente tirón mental que pretendía arrastrarme y si no lo consiguió se debe a que mi capacidad mágica, aunque menor que la de Melhiker, está más entrenada por los años.

Tras hacer una pausa en la que TrØllkarl pareció recordar algo continuó

Sí, puede ser…, pero no lo creo, la intrusión en mi mente no fua agresiva, todo lo contrario, tras estudiarme un breve instante se retiró y me pareció percibir un sentimiento de pena y resignación, similar al que siente un amigo al que de alguna manera, has defraudado.

Al escuchar esta respuesta, Erlhènj, haciéndose cargo de la situación, se disponía a ordenar que trasladasen a Meliker a la enfermería, cuando se vió interrumpido por unos amortiguados gritos procedentes del scriptorium, algo inusual en aquel lugar, por lo que molesto, gritó en tono desabrido:

¡Que alguien haga cesar inmediatamente ese escándalo!

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

Deja un comentario