Canciones en la Historia

Hoy os presento la primera colaboración de José Valencia Roldán, Oficial de la Marina Mercante, Ingeniero T. Industrial, Doctor en Ciencias Náuticas y gran aficionado a la música.

Esta afición le ha llevado a estudiarla en profundidad y convertirse en un gran conocedor de la misma. Tiene un programa semanal en la radio en el que explica la historía de los distintos géneros de la canción, y da conferencias sobre el tema.

Sin nombreCANCIONES EN LA HISTORIA  I

Las canciones y la música van unidas a la historia de la humanidad desde tiempo inmemorial. Se puede decir con propiedad que las canciones son la unidad de expresión músico-vocal más universal que existe, aplicable a todas las culturas y a todas las épocas.
Muchas de ellas nos han acompañado cuando sucedían grandes hechos históricos, son representativas de determinadas épocas y lugares, e incluso nos hablan de hechos históricos concretos.
También ha habido épocas que han sido marcadas por compositores e intérpretes cuyos testimonios nos han llegado hasta hoy, nos han acompañado en momentos significativos de nuestras vidas, recordándonos a personas, sentimientos y circunstancias que todos hemos vivido.

Hablar de estas canciones nos lleva a conocer la existencia de sus autores, algunos muy famosos y otros desconocidos, pero todos con apasionantes biografías, como también es apasionante el conocimiento de las circunstancias que rodearon el nacimiento de tan bellas canciones y el hecho de poder contarlo.

He hecho, con enorme dificultad, una selección de las canciones que forman parte de la historia universal, pues son muchas las que no voy a mencionar por falta de tiempo y espacio, pero que podrían estar al mismo nivel de las que os presento: pido disculpas por ello. Mi opinión es que todas ellas forman parte del patrimonio de la humanidad.

A continuación describo brevemente, las canciones seleccionadas, al final de cada comentario, aconsejo la versión que me parece más afortunada y que fueron proyectadas en la conferencia.

1.- LA PALOMA.

Esta canción se convirtió en patrón de un género musical conocido como habaneras y fue compuesta por Sebastián Iradier ( Lanciego, Álava, 1809). Era una persona de ideas liberales y espíritu licencioso y aventurero, con vida social muy intensa, repartida entre su tierra, Madrid y Paris. Entre sus amistades se contaba la Condesa de Montijo, Lola Montes, Prospero Merimé, incluso daba clases en Paris a la hija de la Condesa de Montijo, Eugenia de Montijo, ya Emperatriz de Francia por su boda con Napoleón III. Eugenia había nacido en Granada en 1826.

Sebastián Iradier, aparte de compositor, dominaba el piano, el órgano y la guitarra. En unos de sus viajes a EEUU, México y Cuba es cuando nace “La Paloma”, inspirada en la música de un danzón que escuchó en Cuba, dándole un ritmo de tango pero más lento. Se estrenó en la Habana en 1855, por el barítono Francisco Salas, y más tarde fue la melodía de moda, siendo considerada como la primera habanera de la historia.

Quizás Iradier se inspiró en el episodio ocurrido 492 años antes de Jesucristo, cuando la flota persa mandada por Mardonio, fue destruida por un temporal cerca de Grecia. Al hundirse las naves, las palomas blancas escaparon; desde entonces, estas aves significan mensajes de amor o de separación.

“La Paloma” ha intervenido en innumerables películas, interpretada por cantantes de todo el mundo y entró en el libro Guines por haber sido cantada por el coro más grande que jamás ha existido (88.600 personas en Hamburgo el 09-05-2004).

Curiosamente en Tanzanía se utiliza en los casamientos y en Rumanía en los entierros.

En la letra de la canción se utilizan las siguientes palabras:

Guachinanga o Guachinango.- Era una forma que tenían en Cuba de llamar a los nacidos en México.

Chinita.- En Cuba se llama chino al descendiente de negro y mulata, o de mulato y negra.

Georges Bizet incluyó en su ópera “Carmen” la famosa “habanera”, plagiando, al parecer, otra canción de Iradier, “El Arreglito”, aunque hay autores que afirman que Iradier se la vendió a Bizet por 40 francos. Lo que sí es verdad es que Bizet la incluyó en su ópera con el nombre de “Avanera”, llamándose así desde entonces, a todas las canciones creadas sobre el patrón rítmico impuesto por Sebastián Iradier.

Recomiendo escucharla en la versión de Nana Mouskuri.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

2 comentarios

Deja un comentario