Los caballeros de la Iglesia

Capítulo XX – (2)

 

Dudas y disensiones

 

 

 

El Patriarca emérito tras dar la bienvenida a los asistentes con unas breves palabras, dio comienzo oficialmente la reunión del Rådetskonger. En primer lugar, tal y como demandaba las tradición, se renovó el pacto que dio origen a la Confederación y a continuación Flottfar comunicó oficialmente su abdicación como Patriarca y presidente del Rådetskonger y presentó a Velger quien le sucedería como Patriarca de la Iglesia y por tanto como presidente del Rådetskonger y Guardián de los Acuerdos, algo que fue inmediatamente aceptado por sus majestades, por lo que Velger realizó el preceptivo juramento de proteger y velar por el cumplimiento del Pacto Fundacional de la Confederación, y se dispuso a realizar su discurso de aceptación, con el que normalmente, se daría por finalizada la reunión.

Todos esperaban un discurso protocolario en el que el nuevo Patriarca les exhortaría, con unas breves palabras, al cumplimiento de los Acuerdos, por eso cuando, tras agradecer a sus majestades la confianza que habían depositado en él, Velger comenzó su discurso explicando los motivos que habían llevado a Flottfar a dejar su puesto de Patriarca a causa de la inminente guerra a que se enfrentaba la Confederación, algo que no había sucedido en cientos de años, y les recordó que según especificaban los renovados Acuerdos, la autoridad del Patriarca de la Iglesia en caso de peligro inminente para la Confederación, era absoluta, sorprendió a quienes le escuchaban que no esperaban un discurso en el que el Patriarca reclamase el poder absoluto que los Acuerdos le conferían, en base a una hipotética guerra de la que no sabían nada.

Pasados los primeros momentos de estupor, Storyxa de Thörvork, preguntó indignado: —¿Que oscuras intenciones guían a la Iglesia para reclamar en este momento, mediante absurdos pretextos, un poder que no ha detentado durante cientos de años?

—Tranquilízate Storyxa, aunque es de sobra conocida por todos la proverbial desconfianza de los miembros de la casa de Skogshuggare, siempre dispuestos a ver conspiraciones allí donde no las hay, reconozco que reclamar el poder que me confieren los Acuerdos puede parecer extraño, pero ¿crees realmente que la Iglesia, a quien habéis confiado durante más de mil años la educación de vuestros hijos y el arbitraje de los problemas que surgen entre los distintos reinos, tiene necesidad de conspirar con engaños contra vosotros?— Le contestó Velger con voz firme.

—Olvidas Storyxa,— intervino Förstaj de Haddark —que fue la Iglesia, hace ya más de mil años, el artífice de la Confederación Erkendia. Fueron los Caballeros de la Iglesia quienes lucharon contra la opresión que imponían los poderosos magos existentes en aquella época que, en aras de su beneficio personal, sembraban la opresión y destrucción en los reinos.

—Todos conocemos esas historias Förstaj,— dijo Storyxa haciendo un ademán de desprecio —pero no son más que eso, historias, leyendas que se cuentan para entretener a los niños. La magia nunca ha existido y los Caballeros de la Iglesia solo son y han sido, la guardia ceremonial del Patriarca.

Las palabras del soberano de Thörvork merecieron la aprobación de los presentes, pero el rey de Haddark insistió.

—Os equivocáis todos, en los archivos de la casa de Fiskarna se conservan viejos documentos de aquella época en los que…

Förstaj se interrumpió horrorizado al ver como el secretario que acompañaba a Grunneier de Ganestria, aprovechando que todos miraban hacia él atentos a sus palabras, sacaba una daga que escondía entre los pliegues de su túnica e intentaba apuñalar al príncipe Elsketsønn de Dönhar. Cuando la punta de la daga estaba a punto de alcanzar la espalda del príncipe, éste desapareció de su sitial y reapareciendo al lado del Patriarca Velger, a la vez que el asesino quedaba paralizado como una estatua con ojos desorbitados, reflejando un intenso pavor en su rostro.

En medio de la conmoción causada por estos hechos, entró un pequeño grupo de jannikes que maniataron al regicida y lo sacaron del salón, mientras un ominoso silencio cargado de dudas y temores cayó como un manto sobre los presentes que se miraban desconfiados entre sí.

—Förstaj estaba en lo cierto cuando hablaba de los documentos que se guardan en la extensa biblioteca de la casa Fiskarna— Las palabras de Velger, dichas con la autoridad que investía al Patriarca de la Iglesia, atrajeron inmediatamente la atención hacia él. —¡La magia siempre ha existido!,— continuó, —y gracias a ella se ha evitado el asesinato de Elsketsønn.

—Todo esto me confunde.— Dijo Storyxa con cara de preocupación. —Primero se convoca el Rådetskonger para reconocer al nuevo Patriarca de la Iglesia y para nuestra sorpresa, éste reclama el poder absoluto de decisión que le confieren los Acuerdos Fundacionales. A continuación, mientras discutimos sobre el tema y ponemos en duda la existencia de la magia (que como todos hemos comprobado existe) el secretario de confianza de Grunneier de Ganestria intenta asesinar al heredero de Dönhar. ¿Qué está ocurriendo Velger?

—Uno de los motivos por los que se convocó esta reunión Storyxa, era precisamente para informaros de la más grave situación a que se enfrenta la Confederación desde los tiempos de su fundación, pero cuando iba a hacerlo, fui interrumpido por vuestras dudas y el intento de asesinado de Elsketsønn.

—¿Hay, acaso, algo más grave que el hecho de que en una reunión del Rådetskonger se intente asesinar al heredero de Dönhar?— Preguntó el rey de Haddark.

—Desgraciadamente sí Förstaj— Le respondió el Patriarca, dejando a todos atónitos, pues pensaban que no podía haber nada más grave que el intento de asesinato de un monarca.

Velger les refirió entonces de forma clara y resumida, lo ocurrido desde que recibieron las primeras noticias de Soliqchi/Skjult, al descubrimiento del hermano Forsker de que el emperador samoviy era en realidad Ambitiös, el hijo rebelde de Försiktig que todos pensaban había muerto al final de la rebelión. A continuación explicó que este descubrimiento, que le había costado la vida a Forsker, hecho que tuvo dos consecuencias inmediatas; la primera, enterarse de que los dirigentes samoviy eran avezados magos y la segunda, descubrir la conspiración del conde Värdelos para envenenar a Försiktig para apoyar la invasión desde Dönhar, lo que les hizo pensar que la invasión se debía principalmente a las ansias de venganza de Ambitiös. También les habló sobre el Donark, a cuya autoridad estaban sometidos todos los estamentos de la Iglesia en la actual situación, y de las distintas órdenes en que, en estado de guerra, la conformaban como los Skulek, Hadar, Bahudier, Leverantörer, etc., explicando la misión de cada una de ellas, pero mantuvo en secreto la existencia del Consejo de Archimagos, y finalizó diciendo:

—Cuando descubrimos, gracias a nuestros espías, el propósito de Bitattaga, Flottfar dimitió como Patriarca y convocamos el Rådetskonger para, a salvo de oídos indiscretos, informaros y planificar como hacerle frente, ya que sabíamos que Bitattaga tenía agentes e informadores repartidos por los reinos.— Velger hizo una pausa y continuó —Lo que no suponíamos es que se hubieran infiltrado a niveles tan altos como el que ostentaba el secretario que intentó asesinar a Elsketsønn, algo que resulta inquietante.

—Lo que nos acabas de contar Velger, parece salido de una leyenda de las que cantan los trovadores en las fiestas de los pueblos,— Intervino Förstaj —pero incluso a mí que poseo la mayor biblioteca histórica de los reinos, me resultaría difícil creer si no hubiese presenciado que aquí ha ocurrido.

—Y suscita un buen número de preguntas, pues si es cierto lo que hemos escuchado, y no parece haber motivos para creer lo contrario. ¿Qué motivos han impulsado a la Iglesia a ocultarnos la existencia de la magia? Y sobre todo, si siempre han dispuesto de un ejército de poderosos caballeros ¿Que le ha movido a mantener una actitud pasiva en la política de la Confederación, permitiendo que los distintos reinos se hayan gobernado a su antojo, en vez de hacerse con el poder desde un principio?— Preguntó Behövligfisk.

La sorpresa que produjo la intervención del rey de Jhönnull, a quien todos consideraban una persona de poco carácter y escasas luces, cuya presencia había pasado desapercibida hasta esos momentos, no fue nada en comparación con la que causó cuando, con tono mesurado, Behövligfisk formuló la siguiente pregunta:

—¿No será que los hechos que hemos presenciado no son más que una argucia de la Iglesia para hacerse con el poder, involucrándonos a todos en un problema que solo afecta a Dönhar y a Ganestria?

—Creo que con tus incisivas preguntas, acabas de sorprender a todos aquellos que te tenían por un simpático incompetente, Behövligfisk.— Intervino el Patriarca emérito que prosiguió diciendo —Has logrado pasar desapercibido a los ojos de todos sin que nadie sospechara que bajo esa falsa apariencia de incompetencia, se escondía una inteligencia tal que, además de mantener contento y en armonía al pueblo más belicoso y orgulloso de la Confederación, ha sido capaz de conseguir siempre sus objetivos evitando todo conflicto con sus vecinos.

—Precisamente por eso, porque siempre he evitado los conflictos, no quiero verme involucrado en uno que, en principio parece, como acabo de decir, una simple venganza de Ambitiös que solo afecta a Dönhar y a Ganestria, algo que la Iglesia quiere aprovechar para hacerse con el poder.— Respondió Behövligfisk.

—Creo que las preguntas que ha realizado Behövligfisk merecen una clara respuesta por vuestra parte, ya que resumen las dudas que, en cierto modo, albergamos todos en relación con este extraño asunto.— dijo el rey de Thörvork provocando unánimes gestos de asentimiento por parte del resto de los monarcas.

—Y para eso estamos aquí, para explicaros la situación y dar respuesta a todas vuestras preguntas con el fin de que…— La respuesta de Velger se vio interrumpida en ese momento por los apremiantes gritos de alarma de los centinelas, al tiempo que en el exterior se producía una tremenda algarabía.

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es
Spread the love

Deja un comentario