La música y los toros II

(Por José Valencia)

El gato montesEl gato montés.

Esta zarzuela, compuesta por el valenciano Manuel Penella y estrenada en 1916, cuyo argumento gira en torno a la rivalidad entre el jefe de una partida de rufianes, apodado “El Gato” y un torero, quienes pugnan por la conquista de una bella mujer Soledad, de raza calé, tuvo caso más éxito en el extranjero que en España y su interpretación es casi obligada por cualquier banda taurina que se precie.

https://www.youtube.com/watch?v=Osdg6ibxnWU

El relicario.

Durante la edad de oro del couplé (1910-1920), también surgieron composiciones relativas a los toros como es el caso de El relicario, del compositor José Padilla, un gran aficionado a los toros.

Compuso el pasodoble en Barcelona, fruto de una apuesta con dos redactores del periódico El Liberal, se apostó que si los redactores le entregaban un libreto, él le pondría la música adecuada en el menor tiempo posible, y así nació El relicario.

Lo estrenó la cupletista, Mary Focela y no tuvo éxito. Después lo cantó Carmen Flores y tampoco, lo que supuso un chasco para el músico. Padilla vendió los derechos a otra cupletista, Blanquita Suarez. También lo cantó una cantante lírica, Conchita Uría y entre los asistentes se encontraba una noche Raquel Meller, a quien no le gustó como Conchita cantaba la pieza y, tras hablar con el maestro Padilla, hizo su versión personal, con una puesta en escena diferente: Vestida totalmente de negro, con traje de encaje, mantilla sobre los hombros y un gran ramos de claveles en el pecho. El éxito fue espectacular.

https://www.youtube.com/watch?v=PJCe8yY3ARI

Partitura de La Gracia de Dios

Partitura de La Gracia de Dios

La Giralda y La Gracia de Dios.

La gracia de de Dios, compuesto en 1880 por Ramón Róig y Troné, es uno de los pasodobles más antiguos entre los que, en la actualidad, siguen sonando a menudo en muchísimas tardes de corrida.

La Giralda fue estrenado con ocasión de celebrarse en París la Exposición universal de París en 1889. La Banda del Regimiento de Ingenieros, dirigida por Eduardo López Juarrans, participó en el evento y se le sugirió que estrenara un pasodoble. Juarrans lo compuso dedicado al monumento que forma parte de la Catedral Sevilla.

Al poco tiempo de su afortunado estreno el maestro Juarrans coincidió con su amigo y colega Ramón Roig director de la Banda de Música de Infantería de Marina de Cartagena y Murcia, acompañado de una nota que decía: «Para Ramón Roig, con la completa seguridad de que se dará perfecta cuenta de cómo se escribe un pasodoble». Ramón Roig, ofendido por el contenido de la nota, recogió el guante y a los ocho días le envió el pasodoble La Gracia de Dios acompañado de otra nota que decía: «A Eduardito López Juarranz, para que compruebe, al leer la presente partitura de «La Gracia de Dios», que se trata de un verdadero pasodoble, desde luego, mejor que el suyo».

Contradice lo anterior el hecho de que La gracia de Dios sea muy anterior en el tiempo a La Giralda

https://www.youtube.com/watch?v=dKIOuXRs1l0

https://www.youtube.com/watch?v=hJap1p8IHow

Suspiros de España.

Es sin duda el pasodoble español más emblemático. Compuesto por el maestro Antonio Álvarez Alonso en la primavera de 1902, en el café España de Cartagena por una apuesta entre amigos. No obstante, el director del 3º Regimiento de infantería de marina en Cartagena amigo del maestro Antonio Álvarez, le había pedido que le compusiera un pasodoble. El maestro lo compuso en menos de una hora, y se le ocurrió el nombre al ver en una pastelería próxima al café unos pastelitos llamados “suspiros”. Así quedó Suspiros de España. Es pieza de obligada interpretación en los cosos las tardes de toros.

https://www.youtube.com/watch?v=msVNrdivax0

gallo-y-gallito-de-f-xalabarde-pasodoble-partitura-308911-MLA20664655443_042016-FGallito.

Puede considerarse, sin temor a equivocarnos, que es el primero de los pasodobles en homenaje a un torero. Tuvo tal repercusión pública que, aunque hace más de un siglo de su estreno, sigue vigente.

Los compuso el maestro Santiago López Gonzalo y se lo dedicó a Fernando Gómez Ortega “Gallito” hermano menos famoso de Rafael El Gallo y de Joselito El Gallo.

El hecho de que este pasodoble se dedicara al menos famoso de los Gallos fue debido a que, el 29 de junio de 1904, la Asociación de la Prensa Valenciana organizó una fiesta taurina cuyo cartel lo componían cuatro modestos novilleros, Fernando Gómez Ortega “Gallito”, el valenciano Agustín Dauder Borras y los sevillanos Manuel Pérez Gómez “Vito” y Ángel González Manjón “Angelillo”.

Los organizadores, a falta de un cartel más atractivo, buscaron dar mas lucimiento y esplendor a la novillada con el aliciente de que, en el transcurso de la misma, se estrenarían cuatro pasodoble en honor de los diestros que componían el cartel de aquella tarde, todos del mismo compositor, el ya mencionado Santiago López.

Ninguno de estos diestros tuvo una carrera fulgurante, pero el pasodoble Gallito ha pasado a la historia.

El maestro Santiago Lope falleció, cuatro años después del estreno, a la edad de 38 años en el pueblo de Burjasot, y todo Valencia se echó a la calle para despedirlo. El pasodoble que se tocó, en el entierro no podía ser otro que Gallito.

Existe una leyenda en Valencia que dice: “Que en los días de corrida, si se quita el cristal que cubre el panteón donde está enterrado el maestro, se oye la melodía del célebre pasodoble, interpretado por ángeles”.

https://www.youtube.com/watch?v=fPngUeQx0gs

Guardar

Espero que esta publicación te haya gustado. Si es así pulsa me gusta y si tienes alguna duda, consulta o quieres complementar este post, no dudes en escribir en la zona de comentarios.
Sigueme en: www.elarcadedionisos.es

Deja un comentario